Marcelino encaja la derrota ante el Alavés pero lamenta que el terreno de juego "estaba helado" y "los jugadores parecían bailarinas intentando no caer"

El entrenador del Valencia, Marcelino García Toral, reclamó, tras encajar una derrota en Mendizorroza ante el Alavés, que "el campo estaba helado", que el partido no se debería haber jugado e ironizó que "la mejor liga del mundo lo permite".El técnico valencianista incidió durante la rueda de prensa tras el encuentro, en que a las nueve de la mañana "se conocía el estado del campo" y, aunque subrayó que no es una excusa por la derrota, que apuntó que "en la Premier League, con peor meteorología, no hay campos helados". "Los jugadores parecían bailarinas intentando no caer, antes que jugar a fútbol", consideró Marcelino García Toral, que manifestó que este sábado todo quedaba "a expensas de una acción individual o del balón parado".Por su parte, el entrenador del Deportivo Alavés, Abelardo Fernández, señaló en la sala de prensa tras la victoria de su equipo que "si el campo estaba mal, lo estaba para los dos", y recordó que no se entrenan "cada día en hielo". El técnico alabó el gran trabajo de sus jugadores. "Hicimos un partido fantástico", expresó. "El equipo ha estado espectacular. Lo que está haciendo este equipo es impresionante. Hacer 31 puntos es increíble", subrayó. "De momento hay que ponerle un monumento a los futbolistas, que son los principales artífices de esta gran primera vuelta que estamos haciendo. Me enorgullece ser entrenador de este equipo, sobre todo por los jugadores. Son muy sacrificados y se lo merecen. También la afición", comentó.-Redacción-