El Malagueño pierde en Ibiza al encajar dos goles en los últimos minutos

El Malagueño pierde en Ibiza al encajar dos goles en los últimos minutos

Un gol local en el minuto 86 y un dudoso penalti en el 90 impidieron la victoria del filial

OPTA

Un capítulo más de una temporada para olvidar del Malagueño. Esta vez de manera injusta, porque el filial perdió un partido en Ibiza que tenía controlado. Un gol de Grima y un dudoso penalti de Kellyan sobre Jordi Sánchez voltearon el resultado en el peor de los momentos: al filo del descuento (2-1). Hasta entonces, el Atlético Malagueño estaba cuajando una actuación de notable alto. Impropia, incluso, para el penúltimo de la liga. La presión alta que ordenó Manolo Sanlúcar le hizo daño al Ibiza, que no era capaz de sacar la bola con claridad. La pelota fluía del campo visitante al local y no al revés. Lolo y Ramos se encontraban a gusto en la sala de máquinas y era cuestión de tiempo que las ocasiones empezaran a llegar. Primero, un chut desde el centro del campo estuvo a punto de sorprender a Lucas Annacker. La pelota salió, por poco, por encima del larguero. Algo después llegó el golazo de Deco.

2 Ibiza

Ibiza: Lucas; Grima, Gonzalo, Mariano, Bonilla, Núñez, Provencio (Armenteros, min. 70), Perdomo (Giner, 78'), Rai (Jordi, min. 59), Cirio y Rodado.

1 Malagueño

Malagueño: Kellyan; Ismael. Soler, Abqar, Alberto, Lolo, Ramos (Ramón, min. 89), Cruz (Juande, min. 73), Iván Jaime (Hugo, min. 85), Deco y David Grande.

Goles
0-1 Deco (min. 20), 1-1 Grima (min. 86), 2-1 Cirio, de penalti (min. 90)
Árbitro:
Carlos Aranda (Comité aragones). Mostró amarilla al local Grima y al visitante Lolo. .
Campo:
Can Misses. 1.200 espectadores.

Una jugada por la banda derecha, zona por la que el Malagueño generó más peligro durante el primer tiempo, se convirtió en un centro de Ismael que, tras varios rechaces, le cayó a Deco en su pierna derecha. Soltó un zambombazo el '10' de los visitantes que resultó inapelable. La bola entró por la escuadra izquierda y el portero del Ibiza solo pudo mirar la obra de arte desde su posición de observador privilegiado.

El Malagueño dejó al Ibiza fuera de la Copa del Rey durante más de una hora. No daban los anfitriones pie con bola en la segunda mitad hasta que Pablo Alfaro movió el banquillo. Al Malagueño le temblaron las piernas cuando el Ibiza apretó un poco y el desastre sucedió en dos pestañeos. Un córner que sacó Bonilla acabó con un desafortunado desvío que puso el gol en bandeja a Grima.

Con el partido roto, y Ramón y Hugo imaginando alguna contra, llegó el mazazo definitivo. Jordi Sánchez controló una pelota dentro del área, buscó un regate que se le fue largo y, mientras perseguía el esférico, Keyllan salió para atajarlo. El delantero del Ibiza fue al suelo. El árbitro vio penalti, aunque fue dudoso. Cirio no perdonó. La sonrisa desapareció de la cara de Sanlúcar. El Atlético Malagueño sufrió la vigésimo tercera derrota de la temporada. Una temporada desde luego para olvidar.