Jornada 30

Bale pide sitio para Turín

Lucas Vázquez celebra con Bale uno de los dos goles del galés. /Ángel Medina (Efe)
Lucas Vázquez celebra con Bale uno de los dos goles del galés. / Ángel Medina (Efe)

El galés luce en la plácida victoria del Real Madrid ante Las Palmas, empañada sólo por la lesión de Nacho

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

Plácida tarde para el Real Madrid, que con un equipo de circunstancias por la cercanía del crucial duelo europeo ante la Juventus, superó casi sin despeinarse a la U.D. Las Palmas en un encuentro en el que la única mala noticia para la escuadra merengue fue la insólita lesión de Nacho en el primer tiempo. Un par de esfuerzos le bastaron a los blancos para sumar su quinta victoria consecutiva en este mes de marzo que despidieron haciendo pleno tras superar a Getafe, Eibar, Girona y Las Palmas en Liga y al París Saint-Germain en la Champions.

Notable alto para la segunda unidad que, con la presencia de meritorios que se han arrogado la condición de titulares a base de goles y asistencias como Marco Asensio y Lucas Vázquez, jerarcas como Modric y Casemiro alistados por aquello de evitar sustos y dos estrellas siempre bajo lupa como Bale y Benzema, goleó a una escuadra valiente pero sin mimbres futbolísticos para lograr una salvación que cada vez se antoja más enrevesada.

Dos goles de Bale, uno de ellos de penalti, y otra diana de Benzema, también desde los once metros, sirvieron al Real Madrid para sumar los tres puntos a tres días de visitar el Juventus Stadium, único foco de todos los pensamientos en Chamartín estos días. Quedó claro desde que Zinedine Zidane hizo la convocatoria, dejando en Madrid a pesos pesados como Cristiano Ronaldo, Kroos o Marcelo además de los tocados Sergio Ramos e Isco y el sancionado Carvajal.

0 Las Palmas

Chichizola, Macedo (Erik, min. 46), Ximo Navarro, Gálvez, Aguirregaray, Vicente (Jairo, min. 46), Javi Castellano, Jairo, Momo (Ezekiel, min. 84), Halilovic y Calleri

3 Real Madrid

Keylor Navas, Nacho (Achraf, min. 28), Vallejo, Varane, Theo, Casemiro (Marcos Llorente, min. 60), Modric (Kovacic, min. 60), Lucas Vázquez, Asensio, Bale y Benzema.

Goles:
0-1: min. 25, Bale. 0-2: min. 38, Benzema, de penalti. 0-3: min. 50, Bale, de penalti.
Árbitro:
Pablo González Fuertes (Comité Asturiano). Mostró amarilla a Momo, Gálvez y Ximo Navarro.
Incidencias:
Partido correspondiente a la trigésima jornada de Liga disputado en el estadio de Gran Canaria ante 22.942 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de José Luis Hernández, antiguo delantero de la U.D. Las Palmas fallecido esta semana.

Planteó el galo un 4-2-3-1 en el que Bale se recostaba a la izquierda, Lucas Vázquez a la derecha y Marco Asensio operaba como escudero de Benzema, único referente en la punta. Corajudo en su apuesta por la pelota, Jémez ordenó una defensa adelantada cuya espalda perseguían los blancos con balones en profundidad que tenían como principal destinatario a Bale en uno de los escasos días en que el galés podía desempeñarse en su demarcación natural. Se mostró muy activo todo el partido el ‘11’, pidiendo un hueco el próximo martes en Turín.

Más información

Peleó Las Palmas mientras tuvo fuelle. Amenazó el cuadro local con un disparo de Calleri que se fue fuera y luego con un tiro de Halilovic que salvó con algún que otro apuro Keylor Navas. Lucía el croata, puntal de una escuadra que llegaba con cierta facilidad, con Momo desperdiciando quizás la ocasión más clara poco después de que Chichizola sacase un disparo de Marco Asensio que olía a gol.

Perdonó el conjunto insular y, como suele ocurrir en estos casos, le pasó factura el Real Madrid. Filtró un pase Modric al espacio por el que se internaba Bale. Corrió como un galgo el galés, que se plantó solo ante Chichizola para batirle con el empeine.

No es noticia que marque el galés, segundo máximo artillero del Real Madrid esta temporada con 14 tantos entre todas las competiciones y que cortó una sequía de siete partidos consecutivos sin marcar lejos del Santiago Bernabéu para ratificar su mejor inicio de año en cuanto a goles, con diez en lo que va de 2018. Sí lo es que se lesione Nacho, al que no se le recordaba una baja por motivos físicos desde que forma parte de la primera plantilla –la única desde que ingresó en el club fue en 2002, hace la friolera de 16 años-. Tuvo que ausentarse el polivalente zaguero con problemas en la pierna derecha que obligaron a Zidane a recurrir a Achraf. Percance inquietante vistos los gestos de desolación en el banquillo del internacional.

Benzema, una de cal y otra de arena

La lesión de Nacho fue la única nota negativa para el Real Madrid en una primera parte que se le puso de cara con el gol de Bale y aún más cuando el árbitro señaló penalti por derribo de Calleri sobre Lucas Vázquez. Con Cristiano Ronaldo guardando fuerzas en Madrid para el envite contra la Juventus, fue Benzema el encargado de ejecutar la pena máxima. Sobrio en el golpeo el francés, que pudo celebrar así con un gol su partido número 400 vistiendo la elástica merengue. Quinto tanto del galo en Liga y noveno del curso como corolario a una semana en la que aprovechó que sigue castigado por su seleccionador para afinar puntería bajo la vigilancia de Zidane. Ya es el séptimo máximo realizador histórico del Real Madrid en Liga, superando con 127 dianas al mismísimo Paco Gento, aunque volvió a marrar un par de ocasiones claras que le impidieron redondear la faena

Apremiaba la situación al cuadro insular que dos goles abajo y a siete puntos de la salvación de marca el Levante, reconfiguró su dibujo al inicio de la segunda parte para jugar con dos puntas tras la entrada al terreno de juego de Erik Expósito por Macedo. Metió también Jémez a Jairo por Vicente Gómez, buscando la mayor llegada del cántabro. Pareció coger vuelo Las Palmas, pero justo entonces llegó la sentencia del Real Madrid. Derribó Ximo Navarro a Bale y fue esta vez el galés el que agarró el esférico para ponerlo en la malla de Chichizola, elevando a once su cuenta de goles en los 20 partidos de Liga que ha disputado. Pidió paso el de Cardiff en un duelo en el que sólo el percance de Nacho y una pifia de Keylor Navas que no supo aprovechar Erik Expósito agitaron la felicidad de los blancos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos