El Atlético de Madrid saca las alas

El conjunto rojiblanco unido en la celebración de uno de los goles ante el Huesca. /AFP
El conjunto rojiblanco unido en la celebración de uno de los goles ante el Huesca. / AFP

Arias y Lucas Hernández se estrenaron como goleadores rojiblancos ante el Huesca, un partido con protagonismo de los laterales, donde se dibuja el cambio de guardia

ICÍAR MUÑOZMadrid

Después de caer en la Copa del Rey, el Atlético de Madrid se levantó, y de qué manera, en Liga ante un Huesca que poco pudo hacer con 0-3 en el marcador. Los principales protagonistas fueron los laterales colchoneros, marca Simeone, que no dejaron de crear peligro por las bandas y que recordaron al mejor momento del club madrileño con Juanfran y Filipe Luis en los carriles creando peligro en el área contraria.

Lucas Hernández regresaba a un once titular después de la lesión sufrida frente al Alavés en diciembre. No podía volver de mejor manera puesto que se estrenaba como goleador del Atlético marcando desde el área pequeña su primer gol con la camiseta rojiblanca después de 107 partidos disputados. Es verdad que ésta no suele ser su posición habitual, pero nadie puede dudar de la calidad y el compromiso del canterano colchonero que tras los rumores de la intención del Bayern de Múnich de pagar su cláusula de rescisión en este mercado de invierno no ha dejado de demostrar su lealtad con el equipo, a pesar de sus declaraciones en una entrevista a 'Le Figaro' donde afirmaba: «Estoy bien aquí, en Madrid, pero si debo marcharme mañana porque me interesa un proyecto, lo pensaré». El internacional francés sustituía al brasileño Filipe Luis, que aún no se ha recuperado de su lesión en los isquiosurales del muslo derecho y se encuentra en la enfermería, reflejando que si debe jugar en esa posición es un digno candidato para el puesto.

El Cholo tiene motivos para estar contento. Tras la puñalada inesperada en Copa ante el Girona, su equipo salió adelante ante el colista y se recompuso. Entre lesión y lesión, y con la falta de suerte de cara al gol, los del técnico argentino siempre responden y es el segundo encuentro consecutivo anotando tres tantos. Se sumaba a la fiesta de los carrileros para marcar el segundo gol Santiago Arias, en una jugada en la que Griezmann hizo de asistente para que de volea en plena carrera anotara un golazo que explica la razón por la que el colombiano llegó a las filas rojiblancas y que se postula para ser el heredero del lateral derecho que ocupaba Juanfran. Un jugador que se suma al ataque para crear peligro y dar alas por las bandas al Atlético de Madrid.

El Atlético vuelve a resurgir siendo fiel a su estilo llegando al área contraria a través de los laterales. Qué mejor defensa que un buen ataque. Además, también marcó el centrocampista Koke, quien celebraba su partido 400 como jugador rojiblanco desde que debutara en 2009 con el club de su vida. Sustituyendo al madrileño entraba al campo en el minuto 72 el primer jugador nacido en el siglo XXI en debutar con el Atleti, Víctor Mollejo, con tan solo 17 años. Además del delantero, Simeone también apostó por Joaquín Muñoz, que suplía a Lemar, para que jugara sus primeros minutos como rojiblanco en El Alcoraz. Desde la cantera también vienen pisando fuerte.