La lección de los alevines del Málaga ante una pelea en la grada

La lección de los alevines del Málaga ante una pelea en la grada

En pleno partido, los jugadores le dieron la espalda a un sector del público que estaba discutiendo en el Torneo Costa de la Luz Cup en Punta Umbría

SUR DEPORTES

Magnífico gesto de un equipo de niños del Málaga, futbolistas de apenas 11 u 12 años de edad que demostraron en un partido de fútbol tener más sentido común y mejor comportamiento que algunos de los adultos que estaban en la grada. La anécdota la captaron las cámaras de Canal Sur en un torneo, el Costa de la Luz Cup, que se ha disputado este fin de semana en la localidad onubense de Punta Umbría.

Competían el equipo alevín del Málaga contra el Sporting de Portugal en un partido de fútbol-7. Discurrían los primeros minutos de la segunda parte de la semifinal y el conjunto malaguista ganaba 2-1 cuando el árbitro decidió parar el partido ante la airada discusión que se estaba produciendo en una de las gradas del campo. Entonces los propios jugadores del Málaga, con sus entrenadores, se acercaron a las localidades para serenar los ánimos a los espectadores, en una discusión que se había iniciado entre aficionados del Sporting. Los propios niños trataban de pedirle explicaciones al público que se estaban peleando y entonces el equipo completo se acercó a la grada y se alineó dándole la espalda al público, junto a sus entrenadores, en señal de protesta.

Mientras la seguridad del campo se acercaba a la zona para que la discusión no fuera a mayores, el resto del público del campo aplaudía el gesto de los jóvenes futbolistas, entre ellos los padres de los jugadores del Málaga, totalmente ajenos a la pelea. Tras unos segundos de espalda, los jugadores y entrenadores se volvieron y negaron con la mano en dirección a los espectadores que se estaban peleando, dejando claro que no quieren comportamientos así en sus partidos.

Un incidente que no tuvo mayor repercusión en el encuentro, pero que reflejó a la perfección la labor de los entrenadores y de unos jóvenes deportistas que están muy concienciados en evitar cualquier acto de violencia en el fútbol base. El Málaga ganó el partido y terminó llevándose también la final. Pero el verdadero trofeo es la labor de concienciación que hicieron jugadores y entrenadores contra cualquier tipo de violencia en los campos de fútbol. Un ejemplo a seguir.

Temas

Fútbol