La Andaluza, incapaz de solucionar el caos de los descensos en Tercera

Un once del Alhaurino durante la pasada temporada. /SUR
Un once del Alhaurino durante la pasada temporada. / SUR

La federación regional no encuentra soluciones a una situación excepcional, con ocho equipos que pueden bajar, la mitad de ellos malagueños

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

Es imprescindible que la Federación Española tome cartas en los descensos de Tercera, en su grupo IX. La Andaluza se ve incapaz de solucionar el desaguisado generado por una situación extraordinaria en la que la federación regional prevé que desciendan ocho equipos, ya que estaba previsto que se redujera la competición a 20 (dos menos). Aunque lo peor quizás no sea sus escasos recursos para encontrar una salida, sino que en los últimos meses se han transmitido mensajes confusos desde este organismo. Y la mitad de los equipos afectados son malagueños (los tres últimos en caer serían el Rincón, el Torremolinos y el Alhaurino, a los que se une el San Pedro).

Hasta tal punto ha sido equívoca la gestión de este asunto por parte de la Andaluza que responsables de clubes aseguran que les habían transmitido en los últimos meses de forma verbal que habría cinco descensos, nada más, que buscarían una fórmula de distribución. Y estos comentarios se convierten en creíbles si se observan, por ejemplo, los horarios de la última jornada del campeonato, que tenían que ser unificados, y no lo fueron para todos los teóricamente afectados. Cuando ya se conocían los descensos del Malagueño, Almería B y El Ejido, la federación regional permitió que equipos implicados en los posibles descensos jugaran a distinta hora. El caso más claro fue el del Huétor Tájar granadino, que jugó más tarde, cuando ya conocía el resto de marcadores, y logró la salvación. Pero otros lo hicieron antes.

Este periódico contactó con el presidente de la Andaluza, Pablo Lozano, que delegó para este asunto en el dirigente encargado de Tercera, el presidente de la Granadina, José Manuel Molina Maza. Este responsable federativo mostró su comprensión hacia los equipos malagueños afectados por esta situación, producida por la decisión de reducir el grupo en este momento, los descensos de tres equipos de Segunda B y que no se ha producido ningún ascenso. Mientras que en grupo X descenderán tres clubes, en el IX tienen previsto que lo hagan ocho. Se trata, como dicen los afectados, de un fiasco sin precedentes.

«La decisión se tomó el verano anterior, y fue aprobada. Ya he presentado el correspondiente informe a la Española por esta situación tan especial, para ver si hay alguna posibilidad de hacer variaciones», afirma Molina Maza. Este dirigente, sin embargo, entiende que no será nada fácil cambiar lo acordado y firmado al comienzo de la anterior campaña, «porque entonces también se pueden quejar los que quieren que el grupo se quede con 20 equipos». La excepcionalidad de lo ocurrido, pese a todo, obliga a la Andaluza a actuar y a resolver de una forma favorable a los perjudicados, ya que así lo entiende el artículo 195 de la Española. «El problema es que una decisión tomada en asamblea es difícil de revocar», dice.

El caos generado por este asunto provocará graves consecuencias también en cascada. Los descensos en el grupo oriental de la categoría inmediatamente inferior, División de Honor, serían también históricos en el mundo del fútbol (hasta nueve), y así sucesivamente en las divisiones más modestas. La gestión de este asunto ha superado claramente a la Andaluza, que sigue sin encontrar soluciones, aunque los afectados entienden que deberá reaccionar debido a que en otras ocasiones tuvo la oportunidad de reducir el grupo IX y no lo hizo, como el año anterior. Otras fuentes federativas consultadas entienden que más de cinco descensos «sería una barbaridad», por lo que es imprescindible, como piden los equipos malagueños, que actúe la Española y que busque salidas para repartir de alguna forma los equipos de del grupo IX.

«Todavía no está todo cerrado, ya que no se han hecho los calendarios. A ver cómo queda finalmente este asunto», afirma a este periódico el responsable de Tercera División de la Andaluza. Es previsible, de esta manera, que el recorrido de este hecho tan excepcional sea mucho más amplio, ya que la federación regional, que dispone ahora de nuevos directivos, no parece encontrar resultados.