La Andaluza certifica el escándalo y desciende a ocho equipos del grupo IX de Tercera

El Alhaurino es el octavo equipo que, en principio, descenderá de Tercera en el grupo IX. /SUR
El Alhaurino es el octavo equipo que, en principio, descenderá de Tercera en el grupo IX. / SUR

Cuatro de los afectados son malagueños tras esta decisión de la federación regional, que no atiende las circunstancias excepcionales que se dieron en el campeonato

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

La Federación Andaluza queda al descubierto, mostrándose incapaz de resolver sin muchos perjudicados un asunto crucial en sus primeros días del nuevo mandato. El organismo regional certifica el escándalo y desciende a ocho equipos del grupo IX de Tercera, cuatro de ellos malagueños, y centra su decisión, al margen de lo ya conocido de la decisión de la asamblea, en un criterio que algunos consideran que carece de valor por su nula neutralidad: una votación en la que los equipos que ya se salvaron, a posteriori, cuando ya conocen su clasificación, apuestan mayoritariamente por reducir el grupo a 20 participantes (dos menos). Y anuncian en un escrito a los clubes cómo quedó este muestreo, que ni siquiera incluyó a todos los afectados.

Es evidente que, pese a la existencia de una circular de julio del pasado año y la decisión de la asamblea en la línea de que los grupos deberían quedarse en 20 equipos, quedará seguramente 'anulado para siempre' el artículo 195 de la Española, que contempla precisamente en su primer párrafo lo siguiente: «Cuando algún grupo de Tercera División tras consumarse los ascensos y descensos, al mismo o del mismo, previstos por razones clasificatorias, se viera incrementado con un número mayor de equipos procedentes de Segunda B en él incluidos por criterios geográficos, ello no determinará, si el número de tales fuera uno o dos, el descenso a categoría territorial de ninguno de los que mantuvieron, por su puntuación, la de dicha Tercera División, quedando el grupo constituido por veintiuno o, en su caso, veintidós equipos».

Pero la Andaluza, en su lucha por justificar la caótica e insólita decisión, hace referencia a otro apartado de un ambiguo reglamento: «Cuando, por cualquier circunstancia, un grupo quede constituido supernumeriamente deberán adoptarse las previsiones pertinentes estableciéndose el número de descensos que corresponda para que la situación quede regularizada al término de la temporada siguiente». Olvidan, sin embargo, los nuevos directivos de esta federación, avalados personalmente por Luis Rubiales, que la pasada campaña obviaron esta normativa cuando sólo habían descendido tres equipos y rescataron a los granadinos Huétor Vega y Guadix para mantener el grupo en 22. ¿Por qué lo hicieron entonces de una forma rápida y 'eficaz'? Y en aquel caso la situación no era excepcional, pero sí en esta ocasión, con tres descensos de Segunda B y ninguno ascenso.

Unificación de horarios

Tampoco explica ni justifica la Andaluza en el escrito de dos páginas en el que confirmas los ocho descensos qué ocurrió al final del campeonato cuando abrieron la puerta, en una respuesta a los clubes, a mantener en grupo en 22 equipos ni tampoco hace referencia al incumplimiento de la unificación de horarios en la última jornada, cuando ya habían descendido tres equipos de Segunda B. Permitieron, por ejemplo, que el Huétor Tájar granadino jugara más tarde que el resto (ganó en Torreperogil y superó al Alhaurino por un punto para permanecer). Y otros implicados jugaron antes de lo previsto. La propia federación regional había enviado una circular para anunciar la hora en la que se celebrarían los partidos con equipos implicados, pero...

La argumentación jurídica, basada la decisión de la asamblea, en la circular y en los votos de los equipos salvados, deja abierto el recurso de los afectados, a los que los nuevos rectores del fútbol regional obligan a defenderse al margen de los órganos federativos. La Andaluza, que asegura que es competente para tomar esta decisión por delegación de la Española, muestra de esta manera una gran lejanía respecto a los equipos malagueños impropia de una organización que debería representar por igual todos los clubes de la comunidad, como admiten los afectados.

Los cuatro equipos malagueños descendidos, en principio, son el San Pedro, el Rincón, el Torremolinos y el Alhaurino. Cabe señalar, asimismo, que la Andaluza ha comunicado que esta decisión se ha tomado por unanimidad, incluyendo todos los responsables provinciales. Tampoco votaron a favor de mantener el grupo en 22 algunos equipos malagueños, algo que no entienden los implicados debido a que muestran, al menos, una escasa solidaridad. Tanto unos como otros pudieron solicitar la reducción del grupo el pasado año, cuando ni siquiera había afectados y la situación no era excepcional.

Estos nuevos dirigentes, además, provocan con esta decisión otros descensos en cascada que también afectan a equipos que se ganaron su plaza y que ahora se ven descendidos. En uno de los grupos, también el de Andalucía oriental, de la categoría inmediatamente inferior, División de Honor, bajarán nada menos que nueve equipos…