El Mouaziz reina entre la marea verde

El Mouaziz reina entre la marea verde
SUR

Sexta victoria del marroquí en la Carrera Urbana de Málaga, que alcanzó los 18.827 inscritos

FERNANDO MORGADOMálaga

La superioridad que demuestra Abdelhadi El Mouaziz cada vez que participa en la Carrera Urbana de Málaga provoca que desde 2013 la ciudad viva su particular 'día de la marmota' cada vez que el marroquí se coloca en la línea de salida de la prueba. Como en la película protagonizada por Bill Murray, los mismos sucesos parecen repetirse una y otra vez en bucle de un año para otro.

El Mouaziz logró su sexta victoria consecutiva en la que es sin duda la carrera popular con más solera de la ciudad. Solo hay que echar un vistazo al número de inscritos, 18.827, o asomarse a un balcón de una de las calles del recorrido para comprobar cómo la conocida como carrera de El Corte Inglés sigue teniendo un enorme poder de convocatoria en la que era su cuadragésima edición. El ambiente en el Paseo del Parque media hora antes del pistoletazo de salida era espectacular, con cientos de 'runners' utilizando la calzada y las dos aceras de la vía para completar sus rutinas de calentamiento previas a la carrera. Algunos, previsores, se colocaron casi una hora antes pegados a la cinta que separaba a los corredores 'amateur' de los federados. La marea verde –color elegido por la organización para la camiseta solidaria que se puede comprar en la entrega del dorsal– se iba formando poco a poco y algunos querían evitar las aglomeraciones en los primeros metros.

Más

Mientras, la megafonía anunciaba un cambio de última hora en el recorrido. Un pequeño desvío previsto por la organización hizo que, en lugar de atravesar por completo la calle Cristo de la Epidemia, los atletas giraran hacia la calle Mendizábal y llegaran a la calle Victoria por el otro lateral del Jardín de los Monos. La amenaza de lluvia en la capital para el sábado no se cumplió ni tampoco se trasladó al domingo, que amaneció nuboso y con algo de viento, cosa que agradecieron los corredores.

La llegada del favorito

Abdelhadi El Mouaziz no entiende de condiciones climáticas, cambios en el recorrido ni aniversarios. Apareció con gesto serio pocos minutos antes del comienzo, programado para las 10.00 horas, y se situó donde le correspondía al dorsal que portaba, el número 1. Ataviado con la tradicional equipación celeste del Cueva de Nerja-UMA y con la mirada al frente, solo distraído por el breve saludo del alcalde de Málaga, que como cada año estuvo presente en el arranque de la prueba.

El resto fue un monólogo del marroquí, al que ya todos conocen en la ciudad. «Mira, ese es el que siempre gana», se podía escuchar al paso del atleta de 41 años por la avenida del Obispo Ángel Herrera Oria, en cuya entrada desde la calle Virgen de la Cabeza se situó un numeroso grupo de aficionados que animaron al corredor nacido en Ifrán. En ese punto El Mouaziz ya había logrado una gran ventaja sobre el grupo de cabeza, integrado por Cristóbal Ortigosa, Daniel Pérez, Cristóbal Valenzuela y Alberto González.

El Mouaziz, que cada vez que echaba la vista hacia atrás veía más pequeños a sus perseguidores, aflojó el ritmo en la avenida de La Rosaleda y se paseó hasta la meta respondiendo con una sonrisa y el pulgar hacia arriba a cada palabra de ánimo de los malagueños, que ya lo sienten como suyo. Al final, el marroquí entró en la meta con un tiempo de 31 minutos y 11 segundos. El segundo lugar, tras un apretado sprint final, fue para Cristóbal Valenzuela, que paró el cronómetro en 31.32, solo tres segundos antes que el tercer clasificado, Daniel Pérez, del Club Atletismo Málaga. «Llevo entrenando poco y no confiaba demasiado en hacer podio, pero desde el kilómetro 4 me he encontrado bien y he tirado fuerte los últimos kilómetros porque veía que venía por detrás Alberto González», explicó Pérez, que admitió que El Mouaziz está «un escalón por encima» del resto.

En la categoría femenina la medalla de oro no tuvo un dueño tan claro durante los diez kilómetros del recorrido, aunque pronto se pudo ver que la vencedora iba a salir del duelo entre Janine Lima y Lola Chiclana. Finalmente fue esta última atleta, jiennense de 40 años, la que ganó la Carrera Urbana en su primera participación. Chiclana fijó un tiempo de 36.48; Lima, 37.13, y la atleta del Álora Belén Infantes fue tercera al cruzar la meta en 38.33. «Es una carrera que no estaba en mi calendario porque este año he alargado mucho la temporada con el Mundial y el Campeonato de Andalucía de Media Maratón en Marbella, pero el presidente de mi club me animó a participar y no me lo pensé. Solo llevo cuatro años en el atletismo y no conocía la carrera, pero me ha parecido preciosa», reconoció Chiclana.

Consulta aquí todas las clasificaciones de la prueba

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos