El Clínicas Rincón quiere resarcirse y forzar el quinto partido ante el Ávila

Romaric recibe un pase ante el malagueño Jiménez. :: salvador salas/
Romaric recibe un pase ante el malagueño Jiménez. :: salvador salas

El conjunto de Paco Aurioles, que pierde en las semifinales de la LEB Plata por 2-1, está obligado a ganar hoy (12.30)

JUAN CALDERÓN MÁLAGA.

Todo o nada. El Clínicas Rincón afronta hoy una final. Debe ganar al Carrefour El Bulevar Ávila para seguir con vida en las semifinales de la LEB Plata. Se la juega el joven equipo de Paco Aurioles, que el viernes fue víctima de sus nervios y naufragó por completo en uno de los peores partidos de la temporada.

Hoy, a las 12.30 horas, en el pabellón de San Miguel de Torremolinos seguramente se verá una mejor versión del Clínicas, porque la realidad es que es complicado hacerlo peor que en el tercer partido, el primero jugado como local en Torremolinos. Las estadísticas al término del mismo reflejaban el desconcierto que vivió el conjunto malagueño. Lanzó 64 veces a canasta y solo metió 21, así que con un porcentaje de acierto inferior al 30 % es imposible ganar un partido a cualquier nivel.

Además, el Clínicas Rincón se encontró con un rival muy serio, con dos bases que controlaron por completo el ritmo del partido y que se mostró muy acertado desde la línea de tres puntos.

«Estamos igual»

«Es evidente que ha habido un trasvase en la presión entre los dos equipos -explicaba ayer Paco Aurioles-. Ellos parece que se han liberado después de haber jugado en su cancha y de haber perdido el segundo encuentro. A pesar de la derrota del viernes y de que fue contundente, la realidad es que nosotros estamos en la misma posición que antes de que la eliminatoria llegase a Málaga. Estamos a dos partidos de alcanzar la final, igual que antes del viernes». En opinión del entrendor malagueño, ese aspecto anímico será lo que decida el partido de esta tarde. «Los dos equipos hemos tenido el mismo tiempo para recuperar, así que el físico no será determinante. Tampoco habrá sorpresas en lo táctico, porque nos conocemos perfectamente, así que la clave estará en ver si podemos volver a ser sólidos en el aspecto mental. El viernes peleamos, pero no lo hicimos con orden, precisamente por esos nervios tras haber fallado mucho y vernos muy por debajo en el marcador», reconocía Paco Aurioles.

Recuperar la calma será clave para devolver la eliminatoria a Ávila. Así, será determinante que el congoleño Romaric vuelva al nivel que ha mostrado durante buena parte de la temporada. El alero fue el ejemplo de los nervios del Clínicas Rincón, y acabó el partido con un 3/16 en tiros de dos puntos. Tampoco fue normal que el rumano Uta solo anotase 4 puntos, cuando venía de hacer una serie muy sólida ante el Ávila. «Cuando hablo de recuperar el orden, el caso de Uta es un buen ejemplo. Casi no tuvo presencia en el partido, y no es porque no lo intentase, sino porque no tuvimos paciencia para meterle balones», insistía Aurioles.

El técnico no podrá contar con los jugadores júniors que tiene en la plantilla, pues hoy comienzan el campeonato de España. Esto no supone un contratiempo para el técnico, pues no suele utilizarlos, de hecho el viernes ya no jugaron. Este equipo es entrenado por su segundo, Chiki Gil, que también causará baja para el choque de hoy.

 

Fotos

Vídeos