El Clínicas Rincón roza con los dedos la victoria en Cambados (73-69)

Los malagueños remontaron dos veces un encuentro que finalmente acabó con derrota

SUR

Derrota del Instituto de Fertilidad Clínicas Rincón en Pontevedra ante Xuven Cambados por 73-69. Los malagueños tuvieron que remontar hasta en dos ocasiones un encuentro que se puso muy complicado, pero finalmente se escapó por pequeños detalles en los últimos segundos de partido. Un triple cuando expiraba la posesión gallega y una antideportiva hundieron las esperanzas de un Clínicas Rincón que sigue aprendiendo de una categoría en la que va dando muestras de crecer semana tras semana.

El encuentro comenzó con ambos equipos dándole una gran importancia a lo que se estaban jugando. Los dos conjuntos, distanciados por una única victoria en la clasificación, sabían que quien se llevara la victoria asestaría un golpe bajo al rival. Fue Xuven Cambados quien empezó el primer periodo cogiendo una ligera ventaja a pesar de que el Clínicas Rincón, de la mano de Viny Okouo, aguantó sus embestidas hasta el minuto cinco. El congoleño se mostraba imparable bajo el aro y todo lo que tocaba acababa dentro del aro gallego. Con 10-10 llegó el momento de Freitas y Quintela, que cogieron las riendas de los locales y obligaron a Paco Aurioles a pedir tiempo muerto tras un parcial de 5-0 (17-12). La cosa no era grave, pero el técnico malagueño quiso aclarar un poco las ideas de los suyos, que en defensa no estaban demasiado contundentes y en ataque les costaba encontrar tiros cómodos. De poco sirvió el parón planteado ante la locomotora amarilla, ya que tras salir del banquillo para jugar los últimos tres minutos de periodo siguió cogiendo ventaja ante un Clínicas al que ya le costaba algo más encontrar a Okouo. Con 8 puntos acabó el interior en unos primeros 10 minutos que daban la victoria momentánea por 24-14 a Cambados.

Marko Grkovic anotaba la primera canasta del segundo periodo bajando de esta forma la diferencia hasta ocho puntos (24-16). Romaric Belemene se animaba en ataque y, aunque no le entraban algunos tiros bien seleccionados, sabía que ante las bajas de Kenan Karahodzic en Málaga con el primer equipo- y Morayo Soluade recuperándose de sus molestias de espalda- tenía que dar un paso al frente. Cuando el 8 veía aro Cambados lo pasaba mal, sobretodo porque veía que su cómoda renta se iba al traste ante los grandes minutos de un Belemene disfrazado de líder. Junto al junior Nacho Rosa que sigue creciendo- era una baza imparable para los gallegos, que respiraron cuando se llegó al descanso porque al menos el marcador estaba igualado a 39 tras un carrusel de tiros libres donde Okouo y Carlinhos anotaron sin parar. Pudo ser peor para los amarillos, pero el Clínicas Rincón no terminó de rematar la remontada en el ecuador del encuentro.

Muy centrado

Como una moto salió el equipo local. Un parcial de 8-0 volvía a poner muy cuesta abajo el trabajo de los de Paco Aurioles, que no supieron mantener la intensidad que habían tenido en el periodo anterior. Los tiros exteriores de Carlos Corts y Juanpe Jiménez no entraban y el rebote favorecía en la mayoría de las ocasiones a un Xuven que se crecía cuando veía que su rival se desesperaba en ataque con malas selecciones de tiro. Una canasta de Viny y otra de Juanpe tras una rocambolesca jugada restaba en el marcador esa peligrosa ventaja de 10 puntos que había entre ambos equipos y daba algo de aire al Clínicas. Los gallegos tuvieron que tirar de un tiempo muerto para ralentizar el juego malagueño, que había hecho un nuevo amago de volver a sacar la cabeza. De experiencia tiró Miguel Ángel Hoyo y aguantó su diferencia para entrar con algo de más tranquilidad al definitivo último periodo (59-49).

Todo o nada para el Clínicas Rincón en unos últimos 10 minutos que decidirían el resultado final. Paco Aurioles metió todo su arsenal ofensivo en la pista y pilló relajado al Xuven, que no pudo parar a Cristian Uta en la pintura. El rumano, algo apagado hasta entonces, se encumbró como el jugador importante que se le presupone y dominó debajo del aro para ir recortando jugada a jugada puntos en el marcador tras un 2+1 tras asistencia de Carlos de Cobos (61-58). Las contras malagueñas no dejaban de llegar, quizá algo revolucionadas, pero es la identidad de este equipo. Se puso por delante con otro canastón de Cristian (61-62) que obligaba, una vez más, a parar el partido a Cambados.

Gran intensidad

Los dos últimos minutos fueron de una intensidad impresionante. Con 65-65 tuvieron los malagueños balón para volver a colocarse por delante, pero unos pasos pitados a Carlos Corts frenaron en seco la directa hacia el partido. De poco importó ese error, porque un robo de balón del base acabó con falta personal para ir a la línea de tiros libres. Tan solo se anotó uno, pero la inercia positiva parecía que beneficiaba más al conjunto de Aurioles. Con 67-69 se entró a la última posesión del partido. Defendía bien el Clínicas y agobiaba a su rival, pero justo cuando terminaba la posesión de Xuven Cambados un lejano triple Salva Quintela heló a los malagueños (70-69). Aún pudieron ganar con un triple de Carlos Corts que no tuvo la fortuna de entrar, pero el granadino, en el intento desesperado de robar el último balón, fue sancionado con una antideportiva que acabó por cerrar el partido con victoria de los locales por 73-69 tras lanzar los tiros libres y jugar los últimos segundos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos