El Clínicas Rincón no puede con la Fundación Lucentum (61-68)

El Clínicas no pudo estrenarse con victoria./
El Clínicas no pudo estrenarse con victoria.

El equipo malagueño dejó escapar el triunfo en los últimos compases del encuentro

SUR.ES

El estreno del Instituto de Fertilidad Clínicas Rincón no pudo cerrarse con el colofón de la victoria, ya que ésta se esfumó en los últimos instantes del partido por un apretado 61-68 ante la Fundación Alicante. El gran acierto exterior del equipo alicantino en el último minuto de encuentro mató a un Clínicas que lo intentó de todas las maneras posibles, pero que no tuvo suerte de cara al aro cuando más lo necesitó. No obstante, el estreno en la categoría como local no pudo ser mejor en cuanto al calor del público, ya que más de 600 personas abarrotaron las gradas de un Palacio San Miguel que se entregó en cuerpo y alma a los de Aurioles.

El ambiente que había en Torremolinos no podía esperar otra cosa que no fuera un partidazo. El Instituto de Fertilidad Clínicas Rincón se presentaba ante su público con el primer quinteto del año formado por Morayo Soluade, Juanpe Jiménez, Romaric Beleme, Cristian Uta y Kenan Karahodzic. Un quinteto muy físico por el juego ya esperado de un equipo alicantino que tiene todas las papeletas para ser uno de los equipos que comande la clasificación al final de la temporada. Las primeras jugadas del partido fueron de ida y vuelta, con los dos conjuntos defendiendo a un gran nivel y con una exigencia descomunal. Fue la Fundación Alicante quien abrió el marcador con un tiro desde la pintura de Sherman. La figura de Viny Okouo, espectacular en la intimidación con 8 puntos y 3 rebotes en los primeros diez minutos, se fue haciendo grande para dejar claro que el Clínicas es un equipo guerrero que no va a bajar los brazos en ningún momento. Fue el congoleño quien comandó al equipo desde la pintura, recortando las distancias cuando el equipo alicantino parecía que se escapaba en el marcador y rebañando todos los balones que pasaban por el aro local. La alternancia en el marcador fue la nota predominante, con una ligera ventaja de cuatro puntos para la Fundación Alicante al final del primer periodo (15-19).

Carlos Corts y Romaric Belemene anotaron dos canastas consecutivas nada más salir a la pista y el partido se igualó (19-19). Lucentum no tuvo reparos en mostrar sus cartas, haciendo jugar con rapidez el balón y buscando sobretodo a sus hombres interiores. Sherman seguía siendo un pilar básico en el cuadro visitante, terminando los primeros 20 minutos con 11 puntos y 4 rebotes. No conseguía ponerse el Clínicas Rincón por delante, ni con un triple de Romaric muy liberado que podía dar la primera ventaja al equipo de Aurioles, pero la actitud era más que positiva y el descanso llegó con un remontable 27-32.

En tercer cuarto se vio quizá al Clínicas Rincón más serio del partido. Un triple de Juanpe Jiménez dejaba en 30-32 la diferencia con mucho por jugarse. Bowie, bien defendido hasta el momento, no se encontraba cómodo en la pista, pero consiguió anotar una canasta tranquilizadora que su banquillo celebró con todos en pie. Las faltas empezaron a hacer mella en el equipo de Paco Aurioles, que veía como Viny Okouo y Kenan Karahodzic se colocaban con tres personales cada uno y entraba en escena un Cristian Uta, que sacó lo mejor de sí para beneficio de sus compañeros. Cuando los balones quemaban ahí estaba él para empatar el partido en un par de ocasiones e incluso ponerle por delante. Un extraordinario movimiento suyo bajo aro sirvió para poner la primera ventaja del equipo en el partido (39-38). Las cosas estaban en la fina línea de la igualdad, tanto que ni con cinco puntos de ventaja que cogió la Fundación Alicante desde la línea exterior sirvió para acongojar al Clínicas antes del final del tercer periodo (44-47).se vio quizá al Clomen con un remontable 27-32.

Todo abierto

Todo por decidir y diez minutos por delante. Los dos equipos con sus jugadores más enchufados y Paco Aurioles y Pedro Cruza controlando los nervios de sus respectivos equipos. Pequeños detalles decidirían el encuentro y las imprecisiones podían costar muy caras. Un mate de Cristian Uta daba de nuevo la ventaja al Clínicas Rincón, que consiguió incluso ponerse 53-49 en el marcador con otra nueva canasta del rumano en la pintura. Un triple lejano de Javi Hernández dejaba helado el San Miguel con la posesión casi expirada y mostraba que Alicante no iba a irse del partido ante el empuje de Torremolinos. Con 54-52 una antideportiva a Mo Soluade encendió a la grada, que desde ese instante no paró ni un segundo de animar al equipo a pesar de que Lucentum cogía ventaja (54-56) a falta de tres minutos. Javi Hernández castigaba de nuevo desde la línea de personal y el 54-58 hizo saltar las alarmas en el banquillo local. No obstante, un triple de Kenan daba aire fresco (57-58) cuando peor pintaba la cosa.

Sin acierto

Hasta dos jugadas tuvo el equipo para contrarrestar la desventaja, pero no acertó y a falta de algo más de un minuto por jugarse un triple de Edu Guillén silenció el coliseo malagueño (57-61). Tras dos triples del Clínicas que no entraron, el malagueño Adri Fuentes terminó de matar el partido con otro triple desde la esquina, marchándose la victoria de manos malagueñas a pesar de que se jugó un partido muy serio (61-68).

 

Fotos

Vídeos