El Clínicas muestra mejoría, pero sufre una nueva derrota

Un momento del encuentro./
Un momento del encuentro.

El conjunto local puso contra las cuerdas al potente Breogán, pero varios errores en los últimos segundos lo privaron de la victoria

ENRIQUE MIRANDAMálaga

Sería justo ver la botella del Clínicas Rincón medio llena tras el partido de ayer ante el Breogán. Y eso que la trayectoria del equipo no invita a ser muy optimistas: el equipo malagueño encajó ante el cuadro gallego su décima derrota consecutiva. Lleva sin ganar desde el pasado mes de diciembre y sigue hundido en la última plaza de la clasificación de la LEB Oro.

73 Clínicas Rincón

Magdevski (3), Sánchez (25), Romaric (7), Guillén (18), Nguirane (2) -quinteto inicial-; Gutiérrez (3), Soluade (-), Karahodzic (2), Jiménez (5), Diatta (-) y Sabonis (8)

80 Breogán

López (9), Llorca (2), Matulionis (15), Kevin Van (8), McGhee (19) -quinteto inicial- Samb (17), Mortellaro (5), Sánchez (-), López (5) y Edwards (-).

Parciales
19-29, 20-10, 13-23, 21-18
Árbitro
Zamora Rodríguez y Palomo Cañas. Eliminaron por faltas a Llorca.
Cancha
Pabellón de Carranque (unos 300 espectadores)

El conjunto que entrena Paco Aurioles necesita una victoria que lo mantenga con opciones de seguir soñando con la permanencia deportiva. Pero ayer el equipo mostró cierta mejoría con respecto a los anteriores duelos. Fue capaz de aguantar el ritmo del Breogán durante todo el encuentro y remontó en dos ocasiones una desventaja de diez puntos para forzar un final apretado. A 34 segundos del final, una canasta de Guillén ponía el marcador 72-74, pese a que los locales entraron en el último cuarto con diez puntos de desventaja. El partido pudo estar en las manos de Alfonso Sánchez, que hizo un gran partido (25 puntos y 7 rebotes), pero en los últimos segundos falló hasta cuatro tiros libres que pudieron ser determinantes. Nada se le puede reprochar al escolta, que mantuvo a su equipo durante gran parte del partido. Además, una pérdida de balón tras un saque de banda echó por tierra cualquier opción de llevar el partido a la prórroga. El marcador final (73-80) no refleja la igualdad que hubo en la recta final.

El Breogán empezó imponiendo su poderío físico en las posiciones interiores. La pareja de pívots formada por Samb (senegalés de 2,08 que jugó en la ACB con el Bilbao y el Granada) y McGhee (2,11) hizo mucho daño en el primer cuarto con sus rebotes ofensivos y sus puntos bajo el aro de los locales. También contó el conjunto gallego con un acertado Matulionis, alero lituano que anotó tres triples sin fallo (19-29 al final del primer cuarto).

Más centímetros

Aurioles introdujo más centímetros con la presencia de Karahodzic en el puesto de alero alto, junto a Maodo Nguirane y Guillén. Samb y McGhee seguían anotando, pero ocho puntos seguidos de Guillén acercaron al Clínicas (27-34). Pese al descontrol del rebote, los locales aumentaron el nivel defensivo y la pareja Sánchez-Guillén, con la ayuda de José Alberto Jiménez y Romaric, consiguió igualar el choque antes del descanso (39-39).

Si en la primera parte fue Samb el principal dolor de cabeza del cuadro local, en el tercer cuarto Van Wijk y Mc Ghee anotaban a placer. Además, tras el descanso se pudo ver la mejor versión de Dani López, el experimentado base también con pasado ACB (Manresa), que repartió juego entre sus compañeros y anotó cuando fue necesario. Todo esto hizo que el parcial del cuarto fuera de 13-23 para los visitantes y que el Clínicas volviera a afrontar el último cuarto con un marcador adverso (52-62).

No se rindió el conjunto local, que confió en la victoria hasta el último momento. Un triple de Sabonis a falta de dos minutos y medio metía presión al Breogán (67-72). El Clínicas se vino arriba y estuvo a dos en el último minuto. Entonces llegó la ruleta de tiros libres y los errores locales. Dura derrota del Clínicas, que mereció el premio, al menos, de la prórroga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos