El Clínicas Rincón logra en Oviedo su tercera victoria consecutiva

Alfonso Sánchez intenta penetrar. /
Alfonso Sánchez intenta penetrar.

Alfonso Sánchez, con 28 puntos, y Richi Guillén, con 19, lideraron al equipo, que siempre se mostró muy concentrado

O. MORAS / OPTASPORToviedo

El Clínicas Rincón logró ayer en Oviedo su tercera victoria consecutiva en un partido que dominó desde el principio apoyado en el juego interior de Richi Guillén y el exterior de Alfonso Sánchez (entre ambos anotaron 47 de los 83 puntos). Pronto ya vencía por 10-20 y en el primer cuarto se impuso 21-26.

Oviedo-Clínicas Rincón 80-83

Unión Financiera Oviedo:
Muñoz (9), Creus (10), Pérez (11), Schreiber (4), Levesque (7) -cinco inicial-, Tresnak (13), Sánchez (11), Prieto, Neighbour (5), García (10) y Velasco.
Clínicas Rincón: Gutiérrez (8), Sabonis (3), Sánchez (28), Karahodzic (11), Guillén (19) -cinco inicial-, Corts (2), Magdevski, Okouo (2), y Romaric (10).
Parciales: 21-26, 15-13, 23-30 y 21-24.
Árbitros: Carpallo y Pazos. Eliminado: Karahodzic.
Cancha: Pabellón de Pumarín (1.200 espectadores).

En el inicio del segundo parcial emergió la figura de Richi Guillén. Sin embargo, Tresnak, con canastas fáciles bajo el aro, daba alas a los locales, que con un parcial de 6-0 se ponía 28-31 en el minuto 16. El Oviedo llegó a empatar a 36, pero un triple de Alfonso Sánchez hizo que se llegara al descanso con 36-39.

En la reanudación fue clave Gutiérrez, lo que llevó al Clínicas a colocarse 41-53 con buenas transiciones y tiros exteriores. Guillén controlaba el rebote fuerte y el entrenador local pidió tiempo muerto. Solo los errores en los pases le dieron vida al Oviedo. Aun así, se llegó al final del tercer cuarto con 59-69. En el último parcial la grada empezó a animar con intensidad a su equipo. El Oviedo tiró de orgullo, pero el Clínicas dominaba el rebote y tenía muchas segundas opciones para anotar. Los minutos pasaban y los visitantes seguían con ventaja (63-74 en el minuto 34).

El Oviedo se situó en zona 2-3 para cambiar la dinámica y las posesiones visitantes se hicieron más largas. Romaric rendía buen nivel, con mucho acierto en rebote y anotación, pero los locales, con tres triples consecutivos y un parcial de 11-5, se colocaron 74-79 en el minuto 37. Tomé solicitó tiempo muerto para reorganizar los últimos tres minutos. A falta de uno los locales se colocaron a solo tres puntos. Dos tiros libres de Víctor Pérez pusieron el marcador 78-79 a diez segundos con posesión para el Clínicas. El balón llegó a Guillén, al que le hicieron falta, colocando el 78-81 a falta de ocho segundos, pero una falta sobre Alfonso Sánchez decantó finalmente el marcador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos