Aquella etapa ciclista Sevilla-Málaga del 36

Aquella etapa ciclista Sevilla-Málaga del 36

Imágenes de la gesta por la provincia de Málaga de aquellos ciclistas en la Vuelta Ciclista a España en el umbral de la Guerra Civil

JOSÉ MANUEL ALDAY

Las bicicletas eran entonces de hierro y los corredores llevaban encima las cámaras, parches y herramientas para arreglar las averías que tuvieran en el camino. No había 'aguadores', y por eso no era extraño ver a los corredores parar en una fuente para saciar su sed y, de paso, llenar el bidón de agua. Un instante magníficamente captado por Alfonso Estadío en estas fotografías pertenecientes al Archivo General de la Administración, y que fueron tomadas en mayo de 1936 en la fuente de la Yedra, en la antigua carretera de Málaga a Antequera, en la cuarta etapa de la Vuelta Ciclista a España disputada entre Sevilla y Málaga, tal y como nos hace recordar Clemente González, pues son imágenes pertenecientes a su archivo particular.

Era la 2.ª edición de la Vuelta a España, que se disputó del 5 al 31 de mayo de 1936, apenas dos meses antes de que estallara la Guerra Civil. Con un recorrido de 4.364 km dividido en 21 etapas, aquella vuelta tuvo inicio y fin en Madrid. La delicada situación social y política que vivía España a punto estuvo de impedir su celebración de tal forma que hasta el mismo día de su comienzo no se pudo confirmar su inicio. Tomaron la salida 53 corredores, 44 de ellos españoles, logrando acabar la prueba tan sólo 26 ciclistas. El vencedor de aquella edición fue por segunda vez el belga Gustaaf Deloor, el mismo corredor que ganó la etapa Sevilla-Málaga que aparece en las fotografías. Deloor cubrió la prueba a una velocidad media de 29,068 km/h.

Además de la parada en la fuente de la Yedra, en las imágenes de Alfonso Estadío aparecen los ciclistas ascendiendo el puerto del Chorro en Casabermeja, en la carretera de Málaga a Casabermeja, unas "bellísimas imágenes de la gesta de los deportistas y de Casabermeja, con la sierra del Co al fondo", rememora Clemente González.

La celebración de la Vuelta Ciclista a España se vio interrumpida aquel año a causa de la Guerra Civil y no volvería a disputarse hasta 1941 con una participación netalmente española, pues la II Guerra Mundial mermó la presencia de corredores extranjeros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos