El Valencia alzará la bandera del título de la Eurocup ante el cuadro malagueño

E. M. MÁLAGA.

El mejor equipo de la temporada en la Eurocup, el Valencia Basket, anda estos días de celebraciones tras lograr el título continental y el billete para la Euroliga cara a la próxima temporada. El calendario y la casualidad han querido que el Unicaja sea testigo en primera fila de estas celebraciones. El Valencia ofreció ayer el título ante su afición en el partido ante el Tenerife, con pasillo al campeón incluido. Pero para el próximo miércoles, día en el que se celebra el Valencia-Unicaja (20.30 horas) aplazado, se reserva el izado de la banderola conmemorativa del título en la Fuente de San Luis. Por «motivos logísticos», según informó el club valenciano la bandera se colocará en la previa del partido ante el conjunto de Luis Casimiro. Un acto simbólico pero muy significativo para la afición valenciana que se hará en un choque importante para ambos equipos, que pelean por ser cabezas de serie en los 'play-off'. El Valencia no renuncia a nada y ayer ganó en casa con solvencia al Tenerife (88-73).

Esta coincidencia no deja de ser una anécdota, aunque hay que recordar que en las últimas temporadas ha habido una gran rivalidad deportiva entre el Unicaja y el Valencia, especialmente desde el título de la Eurocup de 2017 que el cuadro malagueño ganó en tierras valencianas. El Valencia ha sido esta temporada el campeón y además su título cierra totalmente las puertas de la Euroliga para el Unicaja cara a la próxima temporada, ya que no puede haber más de cuatro conjuntos de un mismo país en la máxima competición continental.