Rubén Domínguez rechazó la pretemporada con el equipo ACB y jugar en el júnior

J. CALDERÓN MÁLAGA.

Un día después de conocerse la decisión del canterano Rubén Domínguez, van trascendido algunos detalles de la marcha del que estaba considerado el mejor proyecto de la cantera del Unicaja. El jugador gaditano comunicó a los responsables del club hace una semana su decisión de jugar la próxima temporada en el Torrelodones. Toda una sorpresa.

La postura de Domínguez, de quince años, y su familia, pues fue su padre el que se lo notificó al club, sorprendió pues se considera que el trato deportivo y formativo a nivel escolar que se le ha dado ha sido el correcto. El Unicaja, según se explicó, trató de demostrarle al jugador su apuesta por él. Se le ofreció hacer la pretemporada con el primer equipo este verano a las órdenes de Luis Casimiro, también la posibilidad de que entrenase y jugase de base con el conjunto júnior que dirigirá Germán Gabriel, pero esto no fue tenido en cuenta por el jugador y su familia. Hay que tener en cuenta que Domínguez está todavía en edad cadete, por lo que la posibilidad de entrenar con los profesionales era más que atractiva y un mensaje claro de la apuesta del club por él.

El jugador, sin embargo, ha preferido mantener su decisión de jugar en el Torrelodones, un club de formación cuyas instalaciones ya incluso visitó antes de que su equipo disputase el Campeonato de España.

El Unicaja explicó a SUR que el padre del jugador demandó que su hijo tuviese más protagonismo y jugar de base en lugar de escolta. A pesar de los intentos realizados por mantenerlo, Rubén Domínguez ha mantenido su decisión de cambiar de club, quizá con vistas a un posible salto hacia la cantera de un equipo de la Liga ACB.

 

Fotos

Vídeos