Domas, ante el año de su consagración

Domantas Sabonis./AFP
Domantas Sabonis. / AFP

El canterano del Unicaja, la sensación de los Pacers de la NBA en la pretemporada

SUR Y EFE

Desde que dejó el Unicaja pare emprender su carrera en Estados Unidos, la carrera de Domantas Sabonis siempre ha ido al alza. El pívot lituano formado en la cantera de Los Guindos está ante la temporada de su consagración en la mejor liga del mundo después de haber sido la sensación de su equipo, los Pacers de Indiana, en la pretemporada con unos números que han generado una gran expectación sobre su rendimiento esta temporada que acaba de comenzar: 15,3 puntos; 11,8 rebotes y 2,5 asistencias con 23 minutos disputados. La primera prueba para el jugador criado en Málaga será mañana ante los Memphis Grizzlies de Marc Gasol.

Domantas, de 22 años, hijo del legendario pívot y miembro del Salón de la Fama, Arvydas Sabonis, es consciente que después de la experiencia de la primera temporada de novato con los Thunder de Oklahoma City y luego la segunda con los Pacers, ha llegado el momento de demostrar todo lo que vale y de seguir «creciendo». «Estoy muy contento de jugar en este equipo, me dan la oportunidad muy grande de competir en mi posición y estoy contento de estar aquí», declaró Domas, que acabó la pretemporada como el mejor reboteador. «Cada partido que disputo con este equipo me siento mejor y mejor y al ser mi segundo año con ellos todo parece más fácil, además de intentar ser más agresivo».

A pesar de las buenas estadísticas individuales, Sabonis, como el resto del equipo tienen puesto su objetivo ser un equipo competitivo durante toda la temporada y alcanzar los playoffs, dado que considera que tienen el potencial para lograrlo. «Se trata de mejorar cada día en cada entrenamiento, en cada partido, ir a más y al final conseguir el máximo de victorias», señaló Sabonis, quien reconoce que la salida del alero LeBron James de los Cavaliers de Cleveland para irse a la Conferencia Oeste con Los Angeles Lakers, les deja más campo de acción. «LeBron James cada año que ha estado con el equipo y en los últimos ocho años ha llegado a las Finales de la NBA, ahora que no está Cleveland, que para mi sigue siendo un buen equipo, ya no cuenta tanto», valoró Sabonis. «Este pensamiento es el que tienen el resto de los equipos en la Conferencia Este, que quieren llegar lejos y ahora que no está él buscan esa oportunidad».

«Soy el primero que reconoce que tengo mucho que mejorar», asumió Sabonis, que fue seleccionado con el número 11 por los Magic de Orlando en el sorteo universitario del 2016 tras formarse en la Universidad de Gonzaga. «Todavía creo que ni he llegado a la media de lo que pueda hacer, pero cada año, cada partido, veo cosas y experiencias que tengo que mejorar». Domas es un convencido que cada año se dan cosas nuevas en la liga y la evolución del baloncesto profesional es permanente dentro de la NBA. «Cada temporada cambia un poquito la manera de jugar», destaca Sabonis. «Cuando yo vi a mi padre jugar (lo hizo con los Trail Blazers de Portland) era muy diferente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos