Mundial de China 2019

Australia mete a España en los Juegos y será su rival por la final

Australia mete a España en los Juegos y será su rival por la final

Liderada por Mills, Goulding, también letal desde el triple, y el veterano Bogut, la sólida y paciente selección oceánica destrozó a la República Checa en el tercer cuarto

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

Australia clasificó este miércoles a España para los Juegos de Tokio y el viernes será su rival en la primera de las semifinales del Mundial, donde la selección oceánica y el equipo de Sergio Scariolo reeditarán la lucha por el bronce de la cita olímpica de Río 2016. El pasaporte directo para los Juegos de 2020 que tan lejos parecía estar lo selló España antes incluso de jugarse el pase a la final, gracias a las sorprendentes despedidas prematuras de casi todos los demás europeos y al empujón definitivo que le dio la sólida y paciente Australia, que aunque en Río hizo sufrir a la selección hasta el último segundo, vuelve a presentarse como víctima.

Liderada por su máximo anotador en este campeonato, Patty Mills (6 de 9 triples), y frente a la República Checa también por Chris Goulding, letal al igual que el base desde el exterior en el decisivo tercer cuarto (4 de 11), y por el veterano Andrew Bogut, que dio el necesario paso al frente, Australia sometió, como era previsible, a la gran revelación del campeonato, a la que no le bastó con Patrik Auda ni con Tomas Satoransky, autor de 13 puntos, 13 asistencias y nueve rebotes. Australia destrozó a su adversario tras el descanso, cuando tras una primera parte muy igualada decidió apretar en defensa, desactivó a la estrella checa y firmó un 17-1 de parcial, que la relanzó desde un empate (43-43) a un definitivo 60-44, con el enorme acierto de Goulding desde los 6,75, los robos (hasta ocho al final), el ritmo de Mills (24 puntos, seis asistencias, cuatro rebotes y 24 de valoración) y el resurgimiento de Bogut.

Los checos se vieron entonces incapaces de frenar el vendaval ofensivo de los 'canguros', que no sólo superaron a la República Checa en el rebote (41 frente a 34), sino que provocaron hasta 16 pérdidas de un equipo que depende demasiado de Satoransky, que acabó fundido ante el despliegue de los favoritos en este cruce. Los australianos volvieron a agarrarse a Mills (16 puntos en la primera mitad) y, aunque el equipo no estuvo sobresaliente en el triple del que abusó (11 de 30, para un 37%), sí que machacó de forma certera en sus mejores momentos de juego, cuando impuso mayor intensidad atrás y generó un cortocircuito en la República Checa.

82 Australia

Mills (24), Dellavedova (9), Ingles (6), Bayles (6) y Landale (7) -quinteto inicial-. Bogut (10), Creek (2), Goulding (14) y Kay (4).

70 República Checa

Satoransky(13), Bohacik (8). Kriz (4), Hruban (2) y Balvin (-) -quinteto inicial-. Auda (21), Peterka (7), Pumprla (10), Schlib (5) y Vyoral (-).

PARCIALES:
17-17, 16-13, 30-18 y 19-22.
ÁRBITROS:
Vázquez (Puerto Rico), Zurapovic (Bosnia y Herzegovina) y Kallio (Canadá).
INCIDENCIAS:
Partido de cuartos de final del Mundial de China 19, disputado en el Shanghai Oriental Sports Center.

La selección australiana, que se encuentra cómoda con el marcador a favor, consciente de su superioridad sólo tuvo que esperar su momento y se lanzó a romper el partido en el tercer cuarto, en elque desarboló, atrás y delante, a un enemigo anárquito y perdido sin el rumbo de Satoransky. Le costó despegarse a Australia porque la intensidad de los checos, que colapsaron en el primer tiempo la zona, les puso en muchas problemas. Sin embargo, en cuanto los oceánicos, que firmaron 21 asistencias, potenciaron su intensidad defensiva y pisaron el acelerador, pusieron rumbo a las semifinales para volver a citarse con España, a la que se le ha abierto un camino soñado incluso para ser campeona del mundo en China, 13 años después del histórico título de Japón.