Una de cal y otra de arena en la fase de ascenso de los equipos malagueños

Ana Jiménez, del Unicaja, ayer./GERMÁN POZO
Ana Jiménez, del Unicaja, ayer. / GERMÁN POZO

El CAB Estepona perdió su primera partido ante el Adareva y el Unicaja tiró de cantera para imponerse al Beiman Sevilla

MARINA RIVAS

Lo que podría haber sido una primera jornada aparentemente tranquila acabó convirtiéndose en un infierno, al menos para uno de los equipos malagueños que lucha este fin de semana por cumplir con la gran meta de la temporada. Este viernes arrancó en los Guindos, por segundo año consecutivo, la fase de ascenso de Primera nacional a Liga Femenina 2, la segunda división del baloncesto nacional. Cuatro aspirantes, tres de ellos con grandes opciones y una sola plaza para subir de categoría que de nuevo podría llevar el nombre de un conjunto malagueño.

El CAB Estepona liderado por Juan Baraza fue el encargado de romper el hielo este año. En frente tuvo al campeón de la Primera Nacional canaria, el Adareva de Alejandro Martínez, que aunque no partía como favorito, arrebató la victoria al cuadro local en un extenuante duelo que se mantuvo canasta arriba canasta abajo hasta el pitido final. Sin conocerlo, el cuadro canario igualaba muchas de las facultades en cancha de un Estepona al que le pudieron los nervios. El Adareva se llevó el primer cuarto, sólo por dos puntos, aunque el conjunto malagueño pudo remontar e incluso se puso por encima antes del descanso. Un triple que entró, pero fuera de tiempo, evitó que cogiera distancias antes de marchar a vestuarios. Sin embargo, el equipo visitante, con más suerte cara al tiro de tres y más contundente bajo el aro empezó a llevar a remolque a las de Baraza, que solo anotaron dos triples en todo el partido y perdieron el ritmo de juego en los compases finales. En el rebote se toparon además con Kone, que capturó 20 rebotes. Además de ella en este aspecto, hasta cinco jugadoras anotaron más de diez puntos. Mientras, en el CAB Estepona, la americana Mingo acaparó las miradas tanto en la dirección del juego como en el tiro (26 puntos), aunque el nerviosismo y la frustración acabaron cayendo sobre el cuadro local.

76 CAB Estepona

Méndez (13), Mingo (26), Sánchez (10), Peralta (9) y Sherrill (13); –cinco inicial–; Pérez, Gomes, Plaza, Soto, Díaz y Thompson (5).

80 Adareva

Basáez (12), Fuentes (10), Kone (16), Peña (15) y Balde (13);–cinco inicial–; Ibáñez, Villa, Marchizotti (4), Rodríguez (3) y Horvatinovic (7).

Un momento del duelo entre el Estepona y el Adareva.
Un momento del duelo entre el Estepona y el Adareva. / GERMÁN POZO

Segunda jornada

Este sábado, el CAB Estepona deberá ganar a las 20.30 horas al Beiman Sevilla para seguir optando al ascenso. Por su parte, el primer duelo de esta tarde será el Unicaja-Adareva a las 18.30 horas, ambos en los Guindos. El rival al que se mide hoy el cuadro esteponero cayó contra el Unicaja en la jornada de ayer. Con holgura, respirando tranquilidad y con su equipo 'b', dando aire a las titulares como Vero Matoso o Gema García y demostrando que su cantera también puede ganar partidos. Las de Lorena Aranda dejaron espacio al equipo sevillano en un inicio más relajado pero rápidamente ataron en corto a un rival que tampoco opuso demasiada resitencia en defensa y no tuvo acierto en el tiro.

La primera parte llevó el nombre de la americana Robinson, que acabó el partido con 12 puntos; en la segunda parte destacaron Jiménez, con 11 puntos; Viruel, con 8 puntos y Moreno, también con 8. Un encuentro dominado de principio a fin por el Unicaja, pese a la pérdida de intensidad en el final dada la renta en el marcador.

43 Beiman Baloncesto Sevilla

Butler (4), Velasco (2), Flores (6), Luna (7) y González (6);–cinco inicial–; Lozano (3), Recio (9), Carrión, Peral, Andreu (2) y Reca (4).

71 Unicaja

Gema García (6), Velasco, Matoso (4), Alonso (9) y Robinson (12); –cinco inicial–; Moreno (8), Marta García (3), Botella (4), Jiménez (11), Viruel,Masia (4) y Ortega (2).