VARIADOS CONTRASTES DRAMÁTICOS

MANUEL DEL CAMPO

Anteayer arrancaba el VII Festival Internacional de Música de Cámara Málaga Clásica, cuya dirección artística es de los violinistas Jesús Reina, malagueño, y Anna Margrette Nilsen, que en esta ocasión «se adentra en la era romántica y en su vasta variedad de géneros y obras musicales», como explicitaba el programa del mismo. No faltan clases magistrales ni conferencias entre las actividades del propio festival y lo que constituye un gran atractivo, cinco conciertos temáticos 'Explosión' que se celebran desde el día 11 hasta el 16 de junio, dos en la Sala Unicaja de Conciertos María Cristina, dos en el Cine Albéniz y el último en el Teatro Cervantes.

La sesión que pasamos a comentar, la primera, atendía al indicativo de 'Contrastes dramáticos' y el programa, dividido en dos partes según lo habitual, tenía como intérpretes variedad en los instrumentos que tocaban y la forma de agruparse (cuarteto de cuerdas, violín y piano, tenor con piano, y para concluir, de nuevo cuarteto de cuerdas). Por lo que respecta a los autores, Edvard Grieg, Robert Schumann/Johannes Brahms, Francesco Cilea, Giacomo Puccini y Ludwig van Beethoven, precediendo a cada una de las interpretaciones una breve introducción oral de la obra a escuchar. Al sustituirse a Jesús Reina en principio anunciado hubo las necesarias modificaciones.

El 'Cuarteto n.º 1 en sol menor' Op. 27 de Grieg, agradable de escuchar, estuvo bien conjuntado, sobresaliendo el final 'Presto al saltarello' en su intensidad rítmica. Junto a las violinistas Anna Margrette Nilsen y Laura Romero destacamos a una excelente viola, Eleanor Kendra James, y al violonchelista Gabriel Ureña, que formaban el cuarteto de cuerdas que interpretó este Grieg. La segunda parte del concierto tuvo como inicio los 'Intermezzo' y 'Scherzo', segundo y tercer movimientos de la 'Sonata FAE', composición conjunta de Schumann y Brahms por el violinista Koh Gabriel Kameda, con excelente estilo, y el pianista Kiryl Keduk, gran ejecución pero excesivamente 'sonoro' (¿por qué la tapa del piano de cola estaba levantada?). Pasamos el mundo de la ópera con dos romanzas para tenor, 'Lamento de Federico' de 'La arlesiana' de Cilea, que precisa de una gran expresividad, y el 'Adiós a la vida' del último acto de 'Tosca' de Puccini. Corrección en la voz -sería deseable mayor transmisión emotiva- llena de recuerdos por Nils Georg Nilsen, bien acompañado al piano por Sergio Montero. Y para terminar la 'Gran fuga en si bemol mayor' Op. 133 de Beethoven por un cuarteto de cuerdas (violines Beatrice Gagiu y Anna Margrette Nilsen, viola Eleanor Kendra James y violonchelo Gabriel Ureña). Intensa y apasionada interpretación, plena de entusiasmo y valentía, que fue acogida con grandes aplausos, como todo el programa, por el numeroso público que asistió a esta primera jornada del VII Festival Internacional de Música de Cámara Málaga Clásica, iniciado con éxito, que auguramos y deseamos para el resto del mismo.