TORRECILLAS (ESPAÑA)

ROSA BELMONTE

Los de marketing de Atresmedia han mandado a la prensa una botella de anís y una baraja para jugar al mus. Promocionan 'Matadero' con españolidad en los regalos. Pero ya la llaman «un thriller ibérico». Jordi Frades, director, contó que propuso a Sonia Martínez, jefa de ficción de Antena 3, hacer «un 'Magnolia', una especie de 'Fargo' que no fuera 'Fargo'. Una historia de personajes normales en un entorno normal donde de repente pasan cosas». Y ella: «¿A que no hay huevos?». En realidad, el paquete testicular tiene que ponerlo la cadena. Y emitir en prime time una serie marcada por la violencia. Española pero violencia.

De 'Magnolia' está ese tipo que da charlas. De 'Fargo' mucho más. Pero en lugar de Fargo (Dakota del Norte), Torrecillas, un pueblo ficticio de la Castilla de anchas llanuras. Y en lugar de policía, la Guardia Civil. Es muy fácil ver también 'Pulp fiction' en los diálogos de los sicarios. Da igual, debutó el miércoles y ha sido el estreno más visto de la temporada con un 21,6% de cuota de pantalla y 3.336.000 espectadores.

Cerdos (chinos, según el murciano Ginés García Millán), droga, bares de carretera, toros de Osborne, sitios de lucecitas (como dirían en 'Sálvame'), una joven y lista agente de la Guardia Civil con todos los techos de cristal, su padre veterinario, su tío dueño de un matadero, los rivales, los asesinos que pasaban por allí... Un revuelto muy conseguido para una serie bastante recomendable. Lástima que no llegara a tiempo para la duración corta de Antena 3 y tenga los 70 minutos de siempre. Creada por Daniel Martín Sáez de Parayuelo y dirigida en el primer capítulo por Jordi Frades, retrata una España muy normal con gente que se mete en líos. Pero no hay tipos raros. Hay idiotas y sinvergüenzas. Quizá los diálogos sean mejorables y a la historia le falte un empujón, pero es distinta a lo que se hace por aquí y a la vez es tan española como 'La que se avecina', 'El ministerio del Tiempo' y antes 'Los hombres de Paco'. Sí que recuerda a los Coen, pero también a Berlanga y a Fernán Gómez. Violencia, humor negro y Julio Iglesias.

 

Fotos

Vídeos