La renovación de RTVE, en el aire

Rosa María Mateo comparece ante una comisión del Congreso como máxima responsable del Ente público. :: tve/
Rosa María Mateo comparece ante una comisión del Congreso como máxima responsable del Ente público. :: tve

El adelanto electoral y los recursos de aspirantes complican el concurso para relevar a la cúpula de la radiotelevisión pública

JUANFRAN MORENO

El proceso para renovar la cúpula de Radiotelevisión Española (RTVE) se está alargando más de lo previsto. Desde que el Congreso de los Diputados aprobase en septiembre de 2017 la reforma de la ley de RTVE para que la elección de los miembros del Consejo de Administración -incluido el presidente de la Corporación- se produjera tras la resolución de un concurso público que valore méritos profesionales, una serie de imprevistos han provocado que la renovación de la radiotelevisión pública se convierta en un auténtico quebradero de cabeza. Ahora, el adelanto de las elecciones generales para el 28 de abril podría prolongar la incertidumbre hasta después de verano.

La disolución de las Cortes Generales ha provocado que el concurso público quede paralizado con los 20 candidatos preseleccionados pendientes de evaluación y con los recursos de los aspirantes no conformes sin resolver. También hay dudas sobre cómo solucionar el embrollo en plena precampaña electoral, puesto que no hay acuerdo sobre qué órgano es el competente para conducir la renovación de RTVE: si la Diputación Permanente de las Cámaras o el nuevo Parlamento que surgirá tras los comicios.

El proceso para el relevo en la radiotelevisión estatal se atascó a finales del año pasado después de que el Comité de Expertos, el grupo de los profesionales de la comunicación elegidos por los partidos políticos para valorar a los candidatos, eligiera a los miembros que formarían parte de la nueva cúpula de RTVE. En la lista destacaban algunos veteranos periodistas como Alicia Gómez Montano -fue la candidata con mejor nota-, Paco Lobatón o Eladio Jareño, actual director de TVE. Sin embargo, otros nombres vinculados históricamente a la empresa, como Paloma del Río, Miguel Ángel Sacaluga o Alfonso Díez, se quedaban fuera de la criba. «Tras 49 años como periodista, no me han dado la puntuación máxima en el apartado de experiencia profesional que me correspondía según el baremo», se queja Alfonso Díez.

Caída de audiencias

Mientras tanto, la administradora única provisional de RTVE, Rosa María Mateo, explicaba su intención de dimitir del cargo una vez formado el nuevo Ejecutivo tras el 28-A. «En el momento en que haya un nuevo Gobierno presentaré mi dimisión inmediata. No me voy a atar a la silla en ningún momento», aseguraba la periodista en sede parlamentaria.

Mateo fue designada por el Gobierno -con el respaldo de la mayoría parlamentaria- en verano para tomar el control de la radiotelevisión pública durante un periodo transitorio de tres meses. Los retrasos del concurso han provocado que su gestión se alargue ya durante siete meses. En esta etapa, la máxima dirigente de la Corporación ha relevado a la cúpula de los Telediarios de TVE -nombró a Begoña Alegría como nueva directora de Informativos sustituyendo a José Antonio Álvarez Gundín- además de renovar a otros cargos de RNE.

Respecto a las audiencias, La 1 ha bajado de la barrera del 10% de cuota: en febrero, la cadena pública ha marcado un 9,6%, lo que supone una pérdida de 1,5 puntos comparado con el mismo período de 2018. Más pronunciada ha sido la caída de los 'Telediarios' de TVE, que han pasado en un año de liderar (15,6% en febrero de 2018) a ser tercera opción (12,8%).

«En cuanto haya nuevo Gobierno presentaré mi dimisión», anuncia Rosa María Mateo

Asimismo, los informativos han recibido críticas por el tratamiento de algunas de sus noticias. El Consejo de Informativos de TVE, el órgano que vela por la independencia de la Corporación, ha anunciado una investigación interna sobre «varios casos que podrían constituir malas prácticas periodísticas» tras la emisión de un vídeo viral en el Canal 24 Horas donde se llamaba «fraude y mequetrefe» al líder de los populares, Pablo Casado. La cadena pública se disculpó por hacerse eco de este contenido.