EL OASIS CINÉFILO DE LA 2

OSKAR BELATEGUI

Un canal inquieto con contenidos que no se pueden ver en otras cadenas». Así define Samuel Martín Mateos, director de La 2, la única cadena en abierto que se ocupa de la cultura. El anuncio de que 'Historia de nuestro cine' perdía su periodicidad diaria, de lunes a viernes, para pasar a ser semanal desde octubre había disparado las alarmas. Martín Mateos tranquilizaba en el FesTVal vitoriano: seguirá habiendo cine todas la noches, pero no solo español. El lunes continuará el espacio que repasa películas españolas de todas las épocas: habrá dos filmes por el precio de uno y el correspondiente coloquio. El resto de la semana los cinéfilos verán colmadas sus expectativas. Sigue 'Versión española' y habrá una noche dedicada a clásicos como 'Gilda' y 'El padrino', otra reservada al cine europeo y una tercera con títulos independientes de otras latitudes. Los dos días restantes podremos disfrutar de «documentales de prestigio» y de espacios musicales.

Recortar el cine español a cambia de más 'indie' y europeo y la recuperación de la música en directo tras lustros de sequía no parecen malas noticias. La Segunda Cadena ha sido tradicionalmente el refugio de los buenos aficionados al Séptimo Arte. Gracias al mítico 'Cine Club', varias generaciones de españoles descubrieron títulos esenciales y completaron filmografías. Eran tiempos en los que todavía no existía el vídeo Beta y Netflix sonaba a personaje de ciencia ficción. Todavía hay quien atesora cintas con grabaciones de aquellas películas.

Esperemos que, en esta nueva etapa, La 2 siga emitiendo los largometrajes sin cortes para publicidad. Y que, de una vez por todas, respete los títulos de crédito que ahora mutila. Los espacios culturales -'Atención obras', 'Página dos' y 'Días de cine'- seguirán proporcionando una información cinematográfica que no encuentra hueco en el resto de cadenas. Si además las películas se proyectan en un horario cristiano, no tendremos que recordar al llorado Antonio Gasset, maestro en sus despedidas antes de dar paso a los anuncios en 'Días de cine': «Soy consciente de que a la hora de emisión de este programa solo puede ser visto por un puñado de politoxicómanos insomnes».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos