Noelia Franco, sexta expulsada de Operación Triunfo: «Sin el canal de 24 horas, el público se centraría más en lo vocal»

Noelia, en una de sus actuaciones. /TVE
Noelia, en una de sus actuaciones. / TVE

De haber llegado a la final, se habría atrevido con 'And I'm telling you I'm not going', del musical Dreamgirls. Asegura haberse tomado bien su salida de la academia y no cree que haya favoritismos hacia algunos concursantes por parte de la organización del concurso: «Si te dan canciones de diferentes estilos es porque piensan que eres capaz de defenderlo»

JUANITO LIBRITOS @JUANITOLIBRITOS

La décima edición de Operación Triunfo encara su recta final. Noelia Franco ha sido una de las dos representantes malagueñas y, para sorpresa de muchos, fue expulsada por un 50,2% de la audiencia en la sexta gala del programa. A su salida, la que fue elegida como primera favorita de la edición, se ha encontrado con una vida muy diferente a la que dejó antes de embarcarse en el concurso. Noelia ha hecho un hueco en su apretada agenda, llena de compromisos y firmas de discos, para contar a SUR sus impresiones sobre el programa y sus planes de futuro. Viéndola hablar, sencilla y risueña, cuesta imaginar que es la misma persona que dejó al público varias veces boquiabierto gracias a su potencia vocal.

- ¿Cómo ha sido pasar en sólo dos meses de ser una persona anónima a que toda España te reconozca?

- Aún no me he acostumbrado. Es más bien mi entorno quien me lo recuerda cuando voy a hacer cosas que, hasta hace poco, eran mi día a día. No me acostumbro. Voy por la calle y me paran muchas personas. Es muy bonito. Nunca pensé que me pasaría algo así.

- Muchísima gente se quedó muy impresionada con el talento que demostraste durante el programa. No te imaginas la indignación que mostró el público con tu expulsión…

- Sí, ha habido de todo. He visto gente que se alegraba de mi expulsión porque me tachaban de cosas que no soy y porque no me conocen, hasta gente indignadísima que me echasen a pesar de la canción que hice. Pero siempre intento responder que es un concurso y que tenemos que ir saliendo de uno en uno. Yo estaba mentalizada. Por mucho que yo hiciese una buena canción, Marilia también tenía un temazo. De hecho, me tomé bien la expulsión. También tenía ganas de estar con mi familia. De lo que puedo estar contenta es de que hice bien una canción muy difícil. Me apena porque yo quería seguir aprendiendo dentro de la academia, pero no pasa nada, fuera también se está bien.

- Claro, especialmente ahora que estáis recibiendo tanto cariño de vuestros fans en las firmas de discos que hacéis en toda España. ¿Cómo se siente una artista tan joven viendo que hay una fila de miles de personas esperando para pedirle un autógrafo?

- Ha sido un cambio muy fuerte para mí. Llevaba tiempo intentando darme a conocer, pero siempre me sentía invisible y, de un día para otro, voy a ciudades en las que nunca había estado y hay una cola larguísima de gente pidiéndome una firma, un beso, una foto. Y al día siguiente, vamos a otra ciudad y vuelve a haber más gente esperándonos. Los fans nos reciben con mucha ilusión, como si viesen a los Reyes Magos. Pero son ellos los que nos regalan un montón de cosas: cartas, peluches, chocolate… Yo siempre intento devolverles lo máximo, tratándoles con cariño y haciéndoles sentir únicos.

- Cuando al terminar el instituto decidiste apostarlo todo por la música, ¿soñabas alguna vez con tener algo como lo que estás viviendo ahora mismo?

- Lo soñaba, pero no creía que fuese a pasar. Y menos tan rápido. Yo me presenté al programa sin ninguna expectativa: sólo quería entrar para aprender. Si habiéndome quedado a la mitad del programa he recibido esta respuesta tan buena, no puedo imaginarme cómo habría sido si hubiese llegado a la final.

- De alguna forma, para ti 'Operación Triunfo' ha sido un Máster de Educación Musical.

- Sí, yo allí sólo pensaba en aprender y aprender. De hecho me habría gustado que hubiese en la academia alguna asignatura de Lenguaje Musical. Me habría encantado salir de allí tocando un instrumento, pero no me ha dado tiempo.

- Claro, pero ahora tienes todo el tiempo del mundo para seguir formándote. ¿Qué fue lo primero que hiciste cuando llegaste a Málaga?

Nada más salir de la terminal, abracé a mi perro (se ríe). Después me fui con toda mi familia a merendar a casa de mi abuela. Y me harté de pasteles, que en la academia no nos daban nada dulce.

La cantante malagueña, dentro de la academia.
La cantante malagueña, dentro de la academia. / TVE

- ¿Eras fan del programa?

- Sí, pero como trabajaba tanto no me daba tiempo a verlo.

- ¿Quién era tu favorito del año pasado?

- Me gustaban mucho todos, fue una edición con mucho talento. Pero siempre me gustaban mucho las actuaciones de Alfred y Raoul.

- En Instagram has colgado fotos paseando con Raoul por Madrid, ¿cómo es admirar a un artista que ves en un programa televisivo y, unos meses después, relacionarte con él como colegas?

- Es muy raro. Yo a él lo admiraba muchísimo y cuando lo echaron me enfadé. Y, unos meses después, en cuanto salgo de la academia me encuentro un montón de mensajes que me dicen que soy la favorita de Raoul, de Nerea, de Agoney. También me hablaron Mimi o Alfred. Y hace unos días Raoul y yo estábamos en Madrid y dijimos de tomar algo, y cenamos juntos. Al principio era muy chocante, me daba hasta vergüenza: no me lo habría imaginado en mi vida.

- Fíjate, yo veo cierta similitud entre la expulsión de Raoul el año pasado y la tuya de este año. Ambos erais de las mejores voces de la academia, pero vuestra expulsión estuvo precedida de un enfado por vuestra parte que la audiencia terminó castigando.

- Nos han comparado mucho en ese sentido. En el programa juegan muchos factores, no solamente la voz. A la audiencia puede molestarle algún comentario. O ven una amistad y les molesta que haya más personas en esa amistad. O ven una discusión y ya los fans de esa persona se te echan encima. Entonces a él le pasó algo así y a lo mejor a mí también.

- ¿Crees que si no existiese el canal de 24 horas habrías llegado más lejos en esta edición?

A lo mejor sí. Sólo se tendría de referencia tu voz y lo que tú hagas en las galas. A mucha gente se le olvida lo difícil que es estar en un sitio 24 horas encerrados: sin poder ver el sol, ni respirar aire puro, ni ver a tu familia y que tu única compañía sean quince desconocidos que se acaban haciendo tus amigos y, casi, tu familia. Si no hubiera canal de 24 horas, el público se centraría más en lo vocal. Claro, omo espectador uno agradece que con el 24 horas se pueda conocer mejor a los concursantes, pero a veces hace más mal que bien. Yo creo que el 24 horas ha hecho que se queden a mitad de camino personas como tú o, del año pasado, Nerea y Raoul, concursantes que tal vez no fueron tan populares entre la audiencia como algunos de sus compañeros, pero que vocalmente sí que estaban por encima de otros muchos.

- ¿Cuál habría sido tu canción de la final?

- 'And I'm telling you I'm not going', del musical Dreamgirls.

- ¿Os ponen algún problema a la hora de elegir vuestra canción de nominado?

- No. En ese momento no te ponen ningún tipo de problema. De hecho, te ayudan. Yo estuve a punto de coger 'Sorry not sorry', de Demi Lovato, porque seguro que tendría coreografía y quería que me viesen trabajando esa faceta. Pero esa semana me pidieron desde la academia que trabajase las emociones, así que al final elegí 'Stone cold', que es mi canción, y supe que era el momento de sacarla.

- Y vaya si era el momento: ese vídeo de YouTube se acerca ya a las 700.000 reproducciones y todos los seguidores coinciden en que fue uno de los grandes momentos de la edición.

- Al salir me llevé la sorpresa de que todo el mundo había analizado muchísimo ese momento de la gala. Me escribía gente diciendo que la tenía puesta en bucle, que le había parecido un numerazo. Para mucha gente este fue un antes y un después de Noelia.

- ¿Con quién te hubiese gustado cantar de los compañeros de la academia con los que aún no habías trabajado?

- Pues del equipo VacilOT todavía no había cantado con Carlos y me hubiera gustado. O con Natalia, con Miki, con Damion, con Alfonso…

- ¿Qué te parece Marta, la otra malagueña, como concursante?

-Me parece buena concursante. El único fallo que le veo es que se pone muchas pegas a sí misma, y eso juega en su contra. De hecho el jurado se lo ha repetido en varias ocasiones. Cuando estábamos dentro y ella decía algo despectivo de sí misma yo siempre le llamaba la atención porque yo creo que ella puede llegar donde se proponga.

- ¿Eres eurofan?

-Lo he sido lo justo. Normalmente me pilla trabajando o ensayando.

- ¿Qué te parece que este año el representante de Eurovisión también vaya a salir de 'Operación Triunfo'?

- Creo que han hecho bien que el representante vaya a salir de entre todos los participantes, no sólo de entre los finalistas ya que para llegar a la final juegan muchos factores y los que van saliendo también merecen una oportunidad.

- ¿A ti te gustaría que fuese Famous, verdad?

- Me alegraría por cualquier compañero, pero a Famous le hace especial ilusión.

Noelia, junto al presentador del concurso Roberto Leal.
Noelia, junto al presentador del concurso Roberto Leal. / TVE

- ¿Quién va a ganar Operación Triunfo 2018?

-De entre los tres finalistas claros, Famous, Alba y Natalia, no sé quién podría ganar, pero a mí me gustaría que fuese Famous.

- Habéis hecho buenas migas.

- Ya lo conocía de fuera. Coincidimos en un concurso en un centro comercial y cuando la vida nos volvió a juntar fue una casualidad impresionante. Nunca me imaginé que acabaríamos juntos en Operación Triunfo.

- ¿Cuál ha sido para ti la expulsión más sorprendente de la edición?

- El porcentaje con el que se fue África, a la que sólo votó un 20% del público a pesar de hacer una gran actuación. Cuando vimos ese porcentaje supimos que algo tenía que haber pasado fuera que se nos estaba escapando.

- Lo que pasa fuera este año está teniendo mucho peso de cara a las expulsiones. ¿Hasta qué punto sois vosotros conscientes de las polémicas que puede haber fuera?

- No somos muy conscientes. No tenemos referencias de fuera. Yo hacía mis conjeturas según las actuaciones, y me sorprende que, por ejemplo, Famous no haya salido favorito más veces. Dentro sólo eres consciente de lo que vives. De fuera sólo intuyes lo que ves del público de las galas.

- ¿Cuál crees que ha sido la actuación más memorable de esta edición?

- Especialmente las grupales. Creo que las mejores han sido 'This is me' o 'Don't stop me now'.

- ¿Qué tienen de diferente las clases de interpretación de Itziar Castro respecto a las de Los Javis?

- Itziar intenta buscar en ti la historia de la canción. Con Los Javis sólo estuve una semana. Me hicieron llevar los sentimientos al límite para que estuvieran presentes durante la gala y se notasen. Con esta canción me abría en canal y creo que se notó.

- ¿Hay favoritismos hacia algunos concursantes por parte de la organización en Operación Triunfo?

-No lo creo. Si te dan canciones de diferentes estilos es porque piensan que eres capaz de defenderlo. Es raro que a algunas personas les den siempre el mismo estilo. Si te lo dan es porque creen que es lo óptimo para ti.

- ¿Habrá gira de OT2018?

- Con el éxito que está teniendo la edición, supongo y espero que haya.

- ¿Cuáles son tus proyectos de cara al futuro?

- Lo único que quiero es trabajar y trabajar. Yo quiero comer de la música y vivir de ella. Ahora lo que toca es trabajar mucho. Me gustaría hacer canciones en español de estilo soul, góspel, pop, baladas, funky…

- ¿Hay algún artista español a quién te gustaría parecerte?

- Mi referente, aunque no tenga mucho que ver con mi estilo, es Pablo Alborán. Es un artista que siempre sorprende. Yo le sigo desde sus inicios. No he faltado a ninguna de sus firmas, ni a los conciertos que ha hecho en Málaga. Te sorprende siempre y es imposible desengancharte.

- ¿Dónde te ves en cinco años?

-Espero verme dando conciertos con canciones propias y colaborando con muchos artistas.