NETFLIX QUIERE SU 'JUEGO DE TRONOS'

OSKAR BELATEGUI

Estamos encantados de dar la bienvenida a estos maestros de contar historias que son David Benioff y Dan Weiss. Son una fuerza creativa y han entusiasmado al público mundial con su forma épica de contar historias». Así reza el comunicado de Ted Sarandos, responsable de contenidos de Netflix, que ha apoquinado 200 millones de dólares (180 millones de euros) por hacerse con los servicios de los creadores de 'Juego de tronos'. La plataforma de internet ansía series que se conviertan en un fenómeno sociológico, como ha ocurrido con la fantasía basada en los libros de George R. R. Martin. Tiene 'Stranger Things' y 'La casa de papel', pero quiere ficciones de prestigio como 'El cuento de la criada' y 'Chernobyl', ambas de su rival HBO.

Benioff y Weiss son los últimos fichajes de Netflix, que también ha abonado cantidades insólitas tratándose de guionistas y productores para reclutar a Shonda Rhimes ('Anatomía de Grey') y Ryan Murphy ('American Horror Story'). El español Álex Pina, 'showrunner' de 'La casa de papel', desarrollará contenidos exclusivos para una compañía que, por primera vez en ocho años, ha perdido suscriptores en Estados Unidos y ha visto ralentizado su crecimiento en el resto del mundo. Su deuda ya se sitúa en 12.524 millones de dólares (11.228 millones de euros). ¿Hasta cuándo podrá mantener esta política de producir series y películas propias sin reparar en gastos? Cada episodio de 'Stranger Things' cuesta 8 millones de dólares; cada capítulo de 'The Crown' alcanza los 13. El concepto clave de mercadotecnia que guía estas inversiones suicidas es 'engagement', la relación sólida y duradera que una marca establece con sus usuarios, que la consideran imprescindible. Pero, por mucho que el famoso algoritmo sepa todo de nosotros, Netflix se enfrenta al inminente desembarco de Disney, que el próximo 12 de noviembre ofrecerá en EE UU por 12,99 dólares todo el contenido del gigante del entretenimiento, propietario de Pixar, Marvel y Fox, más ESPN+ y Hulu; es decir, un saco sin fondo de series, películas, programas infantiles y deporte. De 'Bambi' a 'Star Wars', de 'Los Simpson' a 'Los Vengadores'. Y todo en 4K. ¿Podrá absorber el usuario tantas alternativas y pagar todas las suscripciones?