Las malagueñas Noelia y Marta cruzan la pasarela en la tercera gala de OT 2018

Marta y Noelia./RTVE
Marta y Noelia. / RTVE

Noelia recibe el reconocimiento del jurado como una de las concursantes más constantes en sus actuaciones; Marta consigue enfrentarse a las inseguridades que le han condicionado durante toda la semana

JUANITO LIBRITOS

La gala de anoche de Operación Triunfo fue mejor que la de la semana pasada gracias a una mejor selección de temas, un mejor sonido en el plató y unas actuaciones más correctas. Pero la edición de este año, en la que las dos concursantes malagueñas están haciendo un papel notable, sigue sin transmitir la emoción que se espera del formato y sigue sin dar momentos tan icónicos como los acontecidos en la edición de 2017.

Como vaticinábamos la semana pasada, África se convierte en la segunda expulsada del concurso. Su interpretación de 'God is a woman' de Ariana Grande no le sirvió para ganarse la simpatía de los votantes que, con el 80% de los votos, prefirieron mantener en la academia a Dave. La alegría del gaditano duraría poco, ya que su 'Rocanrol bumerang' de Miguel Ríos no convenció al jurado y fue propuesto para abandonar la academia, aunque los votos de sus compañeros evitaron que se quedase por segunda vez en la cuerda floja.

África y Dave
África y Dave / RTVE

Marta, la concursante de Torre del Mar, pasó una semana difícil. Aunque tanto la canción, 'Just give me a reason' de Pink, como su compañera de dúo, Alba Reche, parecían una combinación perfecta, las inseguridades propias de su falta de experiencia y de su corta edad (tan solo 18 años) hicieron que no confiase en sí misma a la hora de afinar y de llegar a los agudos. Su decepcionante actuación durante los dos pases de micro, con gallo incluido, nos hacía temer lo peor: pero Marta se vino arriba en el escenario, llegando incluso a eclipsar en potencia y afinación a su compañera alicantina, una de las favoritas del concurso. Tampoco ayudó a ninguna de las dos una escenografía muy cuestionada en las redes que obligaba a ambas a cantar por su cuenta, sin interactuar con su compañera. Y las decisiones escenográficas no fueron lo único controvertido anoche en relación a esta actuación: es difícil entender los motivos que llevaron al equipo de vestuario a envolver en metros y metros de tela vaquera a una chica de 18 que, pertrechada con ese atuendo, más que una millennial parecía una Laura Ingalls modernizada.

Después de que la semana pasada le endilgaran una rumba muy ajena a su estilo, anoche Noelia por fin volvía a tener una canción de acuerdo a sus habilidades vocales: 'What a fool believes', un éxito entre el soul y el R&B de The Doobie Brothers también versionado por Aretha Frankin, una artista de la que la malagueña ya había cantado Respect en la gala 1. Su conexión con Famous fue envidiable y, después de desprenderse de una coreografía excesiva que disminuía la calidad vocal del conjunto, presentaron un número muy alabado por los jueces. Joe Pérez-Orive reconoció que Noelia es un valor seguro dentro de la academia, que siempre se esfuerza y consigue buenos resultados, y que alguien con su talento y su constancia debería recibir más atención por parte del público. Ojalá estas palabras de ánimo consigan que Noelia vuelva a estar entre las tres favoritas del público, algo que no se ha vuelto a repetir desde la gala 1.

Noelia, anoche.
Noelia, anoche. / RTVE

Confirmando que la de 2018 es la edición de las chicas, fueron tres mujeres las elegidas por la audiencia como favorita de la semana. Natalia, Alba Reche y Julia repiten por segunda semana consecutiva como trío favorito, pudiendo suponer esto que empiecen a desmarcarse ya del resto de los concursantes de cara a una hipotética final. Mientras que la semana pasada fue Natalia quien se llevó el honor de ser elegida como favorita, esta semana ha sido Julia la que ha esquivado pasar por el trago de las nominaciones. Anoche fue la gala de esta gaditana ya que, además de reafirmarse como uno de los valores más sólidos de la edición, fue elegida para ser la primera en cantar en solitario y deslumbró al público con 'Born this way' de Lady Gaga, en una versión en la que se eliminó la estrofa que hace referencia a la diversidad sexual y racial que convirtiera esta canción en un auténtico himno.

Julia.
Julia. / RTVE

Además de una bronca bastante seria por parte de la directora de la academia en relación al poco brillo general de las actuaciones de la gala, en el programa de anoche presenciamos un poderoso alegato feminista no muy común en la televisión generalista, así como una imagen poco habitual en el programa: los cuatro concursantes propuestos para abandonar la academia eran todos chicos.

Los cuatro moninados.
Los cuatro moninados. / RVTE

Joan y Miki no consiguieron levantar una actuación que, desde el primer momento, estuvo envuelta en la polémica debido a cómo consideraban los distintos profesores que debía enfocarse en la gala: al final, 'Friday, I'm in love' no acabó sonando como la canción escolar sobre los días de la semana en inglés que parecía durante el primer pase de micros… pero seguía siendo demasiado grande y demasiado oscura para dos chicos demasiado jóvenes y demasiado alegres para este tema. Los profesores no sorprendieron y salvaron a Miki, uno de los concursantes mejor valorados de la edición. Joan no logró ser salvado por sus compañeros por tercera semana consecutiva y se enfrenta a Damion.

Damion ha sido uno de los concursantes más desfavorecidos por el reparto de temas de una academia que se ha empeñado en darle temas en español, cuando su formación musical y su sensibilidad son netamente anglosajonas. Su nominación no sorprende, ya que ha pasado una semana complicada con el tema que le ha tocado, 'Lo siento' de Beret, y puede que el hecho de estar nominado le venga bien, ya que podrá elegir, por fin, una canción acorde a su estilo. Joan es un contrincante fácil de batir para este canario con ascendencia alemana que levanta pasiones en las redes. Habrá que ver la semana que viene si, después de eliminado Joan, los triunfitos se ponen las pilas y consiguen hacer más emocionante una edición cuyas cifras de audiencia aún no llegan a las cosechadas por los concursantes del año pasado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos