«Heidi influyó en mi amor por la naturaleza y el medio ambiente»

La actriz Silvia Marsó. :: lobo altuna/
La actriz Silvia Marsó. :: lobo altuna

Le hubiera gustado ser la prima de Laura Ingalls en 'La casa de la pradera'. Su malvada favorita de todos los tiempos es Angela Channing. Le enfadó que 'Mozart en la jungla' fuese cancelada sin final cerrado

MIKEL LABASTIDA

«Ahora se están haciendo las mejores series de la historia en todo el mundo»

La actriz catalana está representando un espectáculo musical basado en la obra de Stefan Zweig '24 horas en la vida de una mujer', dirigido por Ignacio García. Se estrenó en el Teatro de La Abadía de Madrid, encara el verano con gira y en noviembre recalará en el Teatro Condal de Barcelona para hacer temporada. La carrera de Marsó ha estado muy vinculada a la televisión y en concreto a las series, como 'Canguros' o 'Gran Reserva'. Hoy la recibimos aquí para conocer sus gustos seriéfilos.

- Se le acusa de serieadicta. ¿Se declara culpable o inocente?

- Inocente. Aunque me gusta muchísimo el nivel que está alcanzando la calidad de las series en medio mundo, sigo asistiendo a salas de cine y, por supuesto, a opciones teatrales en directo.

-Viajemos al pasado. ¿Qué serie le marcó más de niña?

- A mi generación nos marcó 'Kung-Fu'. Fue un 'boom' en España. Nunca se habían tocado en nuestra tele temas espirituales, de superación, de autocontrol mental, de meditación, artes marciales... Y Heidi, que influyó en mi amor por la naturaleza y el compromiso con el medio ambiente.

- ¿Y en qué familia televisiva le hubiese gustado crecer?

- Os vas a reír, tú y los lectores, pero me hubiera encantado ser la prima de Laura Ingalls de 'La casa de la pradera'. Me encantaba que esa niña siempre arreglara el mundo. Y lo voy a confesar: en todos los capítulos soltaba una lagrimita.

- Sigamos con confesiones. Dígame un personaje de serie que le hubiese gustado interpretar.

- A la abogada Diane Lockhart de 'The Good Fight', una mujer empoderada. Me gusta la crítica a Trump implícita en la serie.

- A usted lo que le han caído es algunos personajes de malvada. ¿Cuál es su malo, malísimo, favorito de todos los tiempos?

- Angela Channing, porque, como todos los malvados, para interpretarlos bien hay que aparentar ser la más buena. Y Jane Wyman tenía una carita de inocente que provocaba aún más terror. Fue la primera actriz que interpretó en el cine a Laura, la protagonista de 'El zoo de cristal', de Tennessee Williams, que es uno de los personajes más conmovedores e inocentes que se han escrito.

- ¿Cuánto aprendió de construcción y chapuzas participando en 'Manos a la obra'?

- Las chapuzas las hacían fuera del barrio, por eso yo no tenía que aprender la técnica del alicatado... Carlos Iglesias y Ángel de Andrés supieron encarnar a unos personajes que representaban a un amplio sector de la población, y eso les hizo conectar con la audiencia.

- ¿Y de vinos por 'Gran reserva'?

- Ahí sí me tuve que esforzar un poco más, porque yo era la dueña de las bodegas. Vinieron de Logroño, unas bodegas de La Rioja, a darnos unas clases y fue interesante.

- Ahora que ha vuelto 'Paquita Salas', postúlese para hacer un papel, ¿no?

- Ya estuve. Me lo pasé muy bien el día que rodando en esa serie hice de mí misma entregando un Goya. Adoro a todo el equipo.

Abrir la mente

- ¿Cuál ha sido el último atracón seriéfilo que se ha dado?

- 'Juego de tronos'. No la había visto, y todo el mundo hablaba de ella.

- ¿Y mereció la pena?

- Está muy bien rodada, y si sabes escarbar en su argumento puedes encontrar también referentes históricos y alguna que otra enseñanza, aunque se nota que es una súper producción.

- Pensemos en una producción más pequeña.¿Alguna rareza que me pueda recomendar?

-Todo el mundo está viendo 'Merli' y se está enganchando. Es la primera vez que en nuestro país se hace una serie que mezcla la vida cotidiana de unos jóvenes estudiantes con el pensamiento filosófico más profundo, con el debate generacional, los problemas acuciantes de la sociedad. Es muy recomendable para todas las edades.

- Bueno, hace muchos años ya se rodó una producción de estas características, 'Segunda enseñanza', en la que, por cierto, usted intervino en un episodio. ¡Cuánto ha cambiado el panorama seriéfilo desde entonces!

- Cuando solamente había dos cadenas en España, te abrían un poco la mente al mundo. Aunque había demasiada serie americana. Después todo mejoró, cuando hubo más oferta, más cadenas privadas. Y ahora, con las plataformas, puedes elegir y ver todo lo que se hace en el mundo entero, cosa que ha influido considerablemente en que las nuevas generaciones tengan muchísimo más criterio que nosotros. Porque además ahora se están haciendo las mejores series de la historia.

- ¿Con qué título se emocionó más?

- Una que dirigió Campanella, coproducción argentino española, que se llama 'Vientos de agua', protagonizada por Ernesto Alterio, Eduardo Blanco y un largo reparto de actores increíbles.

- ¿Qué giro de guion le enfadó más?

- No fue un giro en el argumento, sino en la exhibición. Lo que me enfadó fue que, tras cuatro temporadas, 'Mozart en la jungla' haya sido cancelada sin un final cerrado. Y me parece fatal porque es una serie que logró convertir la música clásica y los entresijos de una orquesta sinfónica en algo cercano a través del humor. Estaba muy bien. Por algo ganó el Globo de Oro.

'The Good Fight'.Después de que un escándalo destruya su reputación, una abogada debe empezar de nuevo.

'Merlí'.Un profesor estimula a sus alumnos a pensar de manera libre mediante unos métodos poco ortodoxos.

'Vientos de agua'.La serie presenta las vivencias de un hombre que emigra de España en los años 30 y de su hijo años después.

'Mozart en la jungla'.Ficción sobre una orquesta de música clásica en Nueva York.

 

Fotos

Vídeos