ESCÁNDALO EN EL PLATÓ

ROSA BELMONTE

Como una viejecilla de 'Entre visillos' mirando fotos de Mapplethorpe (y no una de flores). Escandalizados han estado en todos los programas de La Sexta con Cayetana Álvarez de Toledo. Ay, lo que ha dicho. Y más o menos esa era la frase en 'Al rojo vivo', en los informativos o en 'Más vale tarde'. Mira lo que ha dicho de Carmena. O de Rubalcaba. Había sido el jueves en un desayuno en el Club Siglo XXI. También es verdad que tanto en 'Espejo público' como en 'Al rojo vivo' llevan meses hablando o llevando a alguien de Vox. Supongo que con Cayetana les pasa lo mismo. Les gusta tan poco que es lo que más les gusta para el programa.

«Carmena es imposición e impostura. Esta entrañable abuelita defendía negociar con ETA mientras mataba». Y que si su forma de hacer política es «ñoña, pueril y senil». De Rubalcaba: «¿Cómo es posible que en dos días se haya construido semejante ficción colectiva sobre el señor Rubalcaba y su obra?». Oh. Ah. Eh. Tráeme las sales. Y ayer Ferreras seguía, esta vez poniendo las palabras de Cayetana a Errejón (no tengo muy claro, si tuviera que elegir crucifixión o muerte, a quién besaría, si a Errejón o a Carmena).

Lo bueno de 'Supervivientes' es que se dicen de todo sin escandalizarse falsamente. Se espera el conflicto. La gala del jueves fue una bronca continua. Isabel Pantoja y Albert Álvarez («este muchacho»). Por otro lado, las Azúcar Moreno, ya en el plató, y Jorge Javier. Las hermanas Izquierdo-Salazar han huido. Jorge Javier las llamó liantas profesionales. Otra bronca fue entre Dakota y Jorge Javier, porque la bien hablada se quejó de que Pantoja pudiera hablar con su hijo. Los supuestos privilegios. Vale, pero la Pantoja tiene unas raíces que ni Kunta Kinte. A Gustavo Bueno, 'Supervivientes' quizá le parecería basura fabricada. Es buena televisión. Como lo es 'Al rojo vivo'. Pero que no me vengan con que es información y no entretenimiento. La otra obsesión fue ponernos el juramento «por Dios y por España» de los diputados de Vox en Valencia. Y me imagino a alguien preguntando todo el rato: «¿Ha dicho algo Díaz Ayuso?».