DOÑA BÁRBARA PANTOJA

ROSA BELMONTE

Hay gente que no dice cáncer y gente que no dice cárcel. Que no puede. Yo no digo concejala. Edith González sí decía cáncer (de ovario). La actriz mexicana acaba de morir a los 54 años. Qué tardes con 'Corazón salvaje' o 'Doña Bárbara' hemos pasado. En Cantora se ven muchas telenovelas, seguro que también han visto estas. Pantoja no puede decir cárcel (o prisión). No parece capaz ni de recitar a Teresa de Jesús («Esta divina prisión del amor en que yo vivo ha hecho a Dios mi cautivo y libre mi corazón y causa en mí tal pasión ver a Dios mi prisionero, que muero porque no muero. ¡Ay, qué larga es esta vida! ¡Qué duros estos destierros, esta cárcel, estos hierros en que el alma está metida!»). Que muere porque no muere, no sé, pero a Pantoja casi le da un parraque. Un ataque de ansiedad terrorífico. Con Omar tratando de calmarla. «No puedo ver lo mismo todos los días, aquí no puedo salir ni para un lado ni para otro, no puedo más». «Mi mente, mi mente, mi mente, mi mente, mi mente no puede más». «Quiero irme, aunque sea nadando». Llamaron a una barca y cogió el petate.

Jorge Javier le recordó que estar en la isla no es una condena, sino un trabajo. Contó ella que su trauma tiene que ver con estar en un reducto privada de libertad, y eso le recuerda a ese lugar que no nombra. Y sin comer. Un dramón que para qué. Tanto, que Kiko Rivera dijo que quería que su madre saliera de allí. Pero del drama pasamos a la alegría cuando Pantoja descubrió a su hija tapada en una cama y con una careta de unicornio (sí, yo qué sé, cosas que se les ocurren). Le han mandado a Isa, que le habrá dicho que su abuela (aunque no la vea) está bien. Las imágenes de felicidad fueron extraordinarias. Una emoción que ni el encuentro de Marco con su madre. Claro, que cuando Marco encuentra a su madre en Tucumán (episodio 51) ella está enferma en la cama delirando. Y sin careta de unicornio.

Habrá quien esté harto de la Pantoja. Habrá a quien le recuerde a Celia Gámez cantando 'Me voy o no me voy'. Pero yo no he visto espectáculo semejante (35,7% de cuota de pantalla). Y qué hombros.