«Hay quien cree que solo trabajo una semana al año»