LA QUE NO ARDE

ROSA BELMONTE

El otro día observé de lejos a una señora sentada en un banco, muy recta, con un libro a la altura de los ojos. Estaba deseando pasar por su lado para ver qué estaba leyendo. Cuando llego, veo que está con 'Juan Salvador Gaviota'. Madre mía, parecía un sketch de 'French&Saunders'. Como si yo estuviera esperando que el libro fuera de Michon o de Quenau y me encuentro con un 'Mortadelo'. ¿Quién demonios lee 'Juan Salvador Gaviota' en 2019? Esta pregunta entre pedante y con aires de superioridad lectora no es diferente de cuando alguno se pregunta quién sigue viendo 'Anatomía de Grey'. Pues tanta gente que la serie ha sido renovada por ABC por dos temporadas más, que serán las número 16 y 17. Tanta gente que a la ABC le ha dado igual que Shonda Rhimes se haya ido a Netflix. Claro que en España (en Fox Life) no se ve tanto como en Estados Unidos, pero se ve. Aunque no se hable de ella como de 'Juego de tronos'. Aunque no salga en la portada del periódico global (que hay que tener 'eggs'). Muchos más españoles saben quién es Meredith o las Azúcar Moreno (lástima, se han ido de 'Supervivientes') que Bran.

Claro que ABC tiene como serie hospitalaria longeva 'General Hospital', creación de Frank y Doris Hursley. Pero aunque sea una institución, no deja de ser una serie diaria (en 2013 cumplió 50 años y más de 12.000 capítulos). 'Anatomía de Grey', eso que Callie llamaba «un instituto con bisturíes», ha superado a 'Urgencias', que sí está en su categoría más allá de la calidad de cada una.

Los dramas de Shonda han superado las ausencias de actores principalísimos. Algunos prescindibles, como los inaguantables Izzie Stevens o George O'Malley (bien atropellado). Otros más difíciles de olvidar, como Christina Yang (aunque ahora disfrutemos a Sandra Oh mucho más en 'Killing Eve'). Siguen Alex Karev, Miranda Bailey, Richard Webber y, sobre todo, Meredith, jefa de cirugía general del Grey Sloan Memorial Hospital, hija de Ellis Grey, viuda de Derek Shepherd, madre de Zola, Ellis y Bailey, superviviente de un reparto inmenso. En sus pantallas desde 2005. La que no arde.