EL ARCHIVO

ROSA BELMONTE

Cuando escucho a Isabel Gemio y a Paulina Rubio echo de menos los diálogos cervantinos de Violeta y Dakota en 'Supervivientes'. Para medio pelo feministoide, dos locas gritando. El «me cago pa tu boca, podrida» de Dakota a Violeta todavía me tiene estupefacta. Es verdad que, mirando a Gemio y Paulina en 'Retratos con alma', pensaba en 'Supervivientes'. En la gran diferencia entre el botarate de Colate y el verdadero superviviente que fue Nilo Manrique. Él nunca habría acusado a Pantoja de robar una lata de comida.

Después de 'La otra mirada', que el lunes hizo una audiencia estupenda (10,2% de cuota y 1.571.000 espectadores), ponen esas entrevistas de Gemio. Lo más interesante está en los alrededores. En las otras intervenciones y, sobre todo, en el archivo de RTVE, esa joya que algunos saben engarzar y otros no. Tampoco es que hagan grandes cosas en 'Retratos con alma', pero es difícil no destacar si tiras del archivo. Aunque lo mejor del programa (se hablaba de discriminaciones) fue Francine Gálvez contando que cuando empezó, en TVE no había maquillaje para su piel y que cada día salía de un color.

Volviendo al archivo de RTVE y al mujerío, la cuenta de Twitter del archivo ha publicado una entrevista de 'Un paseo por el tiempo' a Rocío Jurado en 1995. «Momentazo feminista», lo llaman. Muy jaleado. Le preguntaban por lo de «hace tiempo que no siento nada al hacerlo contigo» y por la talla del sujetador (lo hacía una mujer, no Julia Otero, sino Lourdes Lancho). «El único sujetador que me importa es el mental. Ese es el que tú te tendrías que poner para no hacerme estas preguntas». ¿Dónde está el momentazo feminista? Rocío Jurado cantaba como nadie. Pero hablando en la tele era insoportable. La gracia es que algunos la descubran ahora. Antes que ella, las folclóricas fueron las mujeres más libres del franquismo. Mujeres libres que viniendo de orígenes humildes tuvieron vidas fabulosas, manteniéndose a una distancia gozante de la represión del régimen. Aunque luego fueran a la Granja a cumplimentar a Su Excelencia. Cualquier día descubren a Lola Flores.