SOLO UN INSTANTE

SOLO UN INSTANTE

ÓSCAR ROMERO

La Factoría Echegaray vuelve a estrenar producción teatral en el recinto municipal del mismo nombre, con la representación de la obra 'Mi Querida Mori', uno de los trabajos del brillante autor y hombre de teatro Nacho Albert Bordallo, que nos dejó muy joven, para emigrar al Parnaso. Con una trama basada en dos soliloquios: el de Mister Diamond y el de la Geisha Naoko, que se conocieron una noche en un local de estilo nipón y que viven desde entonces y a causa de una promesa a su esposa Mori, antes de esta morir, a convivir juntos, pero físicamente separados y cada uno con sus traumas vivenciales particulares. Nacho Albert, con un lenguaje poético cuidado, va exponiendo, por separado, los anhelos de cada uno de los protagonistas, por conseguir un instante de felicidad; pero solo será eso: un instante cercenado por causas muy ajenas. La puesta en escena, sencilla, pero bien ambientada visualmente, bajo la también sencilla dirección escénica de Paco Bernal y dos intérpretes: Sofía Barco en el personaje de la deliciosa Naoko y Luis Centeno en un atormentado Mr. Diamond (quizás demasiado) y todo a un lento ritmo poco tensional. Pero es interesante verla porque contiene elementos que no describo por no destripar la historia.