La Sociedad Económica reivindica la faceta de Carlos de Haes como pionero del grabado

La Sociedad Económica reúne una carpeta con 54 grabados de Carlos de Haes. /Félix Palacios
La Sociedad Económica reúne una carpeta con 54 grabados de Carlos de Haes. / Félix Palacios

La institución malagueña exhibe una carpeta de 54 estampas que por primera vez sale al completo del Museo de Jaén

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

«El reto del pintor de paisaje es entender el lenguaje de la naturaleza para reproducirla fielmente, ya que la misión del artista es reproducir su variedad infinita». Carlos de Haes compartió esta sentencia en su discurso de ingreso en la Academia de Bellas Artes de San Fernando allá por 1860 y desde la institución madrileña, el arista de origen belga que había pasado por Málaga ejerció un profundo magisterio como primer pintor-grabador de la historia del arte moderno en España. Lo recuerda y reivindica la historiadora Carmen Guerrero en uno de los textos del catálogo que acompaña a la exposición 'Carlos de Haes. Grabador de la naturaleza' que la Sociedad Económica de Amigos del País ha estrenado este martes en su recoleta sede de la plaza de la Constitución.

La muestra reúne por primera vez fuera del Museo de Jaén la carpeta completa de 54 grabados que despliegan el magisterio técnico del autor. «Hay en él un cambio fundamental, ya que pasa del grabado de copia al grabado de invención», ha sostenido este martes la directora del Museo de Jaén, Francisca Hornos, durante la presentación del montaje que podrá visitarse hasta el próximo 28 de noviembre.

«Carlos de Haes, a través de su trabajo como grabador, profundiza en la capacidad de alfabetizar en imágenes. No en vano, estas estampas se crearon para ser vistas en un álbum, para favorecer la formación no sólo de futuros pintores y artistas, sino también para democratizar el arte, para difundir las colecciones reales, por ejemplo. No podías tener un 'murillo', pero sí una estampa de un 'murillo'», acotaba este martes la directora del museo jiennense que guarda en sus colecciones esta carpeta de Carlos de Haes.

De este modo, las salas expositivas de la Sociedad Económica ofrecen una deliciosa aproximación al dominio técnico de De Haes a través de este medio centenar de aguafuertes. El protagonismo lo toman las escenas naturales. Brillan aquí estampas como 'Paisaje holandés', 'Molino' y 'Picos de Europa'. Localizaciones campestres que dan paso a postales marítimas como 'Paisaje con barcas' y 'Secado de las redes'. Y entre unas y otras, las piezas bautizadas como 'Ensayo' que van de los detalles de las casas rurales a las recreaciones del tipismo local.

Un personaje a recuperar

Justo en este último flanco cabe destacar la delicada minuciosidad de 'Máscara' y 'Cabrero', que abren el paseo por una de las salas de la Económica, cuyo presidente, José María Ruiz Povedano, ha destacado la necesidad de reivindicar la figura de Carlos de Haes en el entorno cercano: «Es un personaje que hay que recuperar en Málaga, porque ha sido fundamental para la evolución de la pintura malagueña y española de la segunda mitad del siglo XIX».

Félix Palacios

No en vano, el Museo de Málaga da buena cuenta de esa ascendencia en su faceta como paisajista, si bien ese discurso encuentra en la exposición de la Sociedad Económica un sugerente complemento de la mano de su trabajo como grabador. «Creó una escuela tanto en pintura como en grabado, estaba muy conectado a Europa. Aquí fue impulsor de los jóvenes artistas malagueños, cuando regresa del viaje que hace a Bélgica y tiene una gran influencia entre los jóvenes artistas malagueños, en especial en Emilio Ocón», detalló Ruiz Povedano, quien aprovechó para agradecer a la Diputación Provincial su colaboración en la celebración de esta muestra incluida en el programa de la institución con motivo de su 230 aniversario.

La exposición

Título.
‘Carlos de Haes. Grabados de la naturaleza’.

Temas

Málaga