Las seis candidatas a gestionar el CAC Málaga superan el primer corte del concurso

El concurso para la gestión del CAC Málaga debe quedar resuelto antes del próximo 30 de abril. /Ñito Salas
El concurso para la gestión del CAC Málaga debe quedar resuelto antes del próximo 30 de abril. / Ñito Salas

Las incidencias relacionadas con la plataforma digital de contratación marcan la fase inicial del proceso de licitación

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

Las seis candidatas presentadas al concurso para gestionar el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC Málaga) han superado el primer corte del proceso y siguen en liza para hacerse con el control del equipamiento cultural durante los próximos cinco años. Aprobado este primer filtro, el jurado compuesto por Pilar Citoler, Juan Manuel Bonet y José Manuel Cabra de Luna tendrá que evaluar los proyectos culturales elaborados por cada uno de los aspirantes, incluidos en el llamado 'Sobre nº 2' del proceso de licitación.

Justo la apertura digital de ese segundo sobre era el motivo de la convocatoria a las nueve de la mañana de ayer en el Ayuntamiento de la capital; sin embargo, distintas incidencias con la plataforma electrónica mediante la que se realizan todos los trámites de la licitación demoró la resolución durante más de dos horas. Además, el asunto no estuvo exento de cierto suspense, a cuenta de nuevo de dicha plataforma y de la subsanación que debían hacer tres de los seis candidatos en la documentación presentada antes de pasar al siguiente estadio del proceso.

Los representantes de las empresas presentadas al concurso debieron esperar durante más de una hora a las puertas del servicio de contratación municipal a la resolución de este primer trámite. Pasadas las diez de la mañana entraban a la sala habilitada para seguir el procedimiento. Allí esperaban siete empleados públicos. Uno de ellos anunciaba que la candidatura formada por Gacma, Factoría de Arte y Desarrollo y Prosegur, así como la otra a cargo de Eulen Art sí habían realizado de manera correcta la subsanación y eran aprobadas, pero no así el proyecto denominado CAC Málaga Futuro y Desarrollo.

El representante de esta última candidatura tomaba entonces la palabra para sostener que sí se había realizado la subsanación requerida en tiempo y forma, por lo que los aspirantes debieron salir de nuevo de la sala mientras los funcionarios intentaban determinar qué había sucedido. Pasó otra hora mientras se realizaban distintas comprobaciones y al filo de las once de la mañana los representantes de las empresas eran de nuevo convocados para entrar en la sala.

El funcionario que actuaba a modo de portavoz de la mesa de contratación explicaba entonces que la subsanación presentada por CAC Málaga Futuro y Desarrollo sí se había presentado de manera correcta, pero se había generado en una carpeta diferente del sistema informático. Así las cosas, se confirmaba que las seis aspirantes eran admitidas y pasaban a la siguiente fase del procedimiento.

Cinco de los seis, presentes

Hasta las dependencias municipales se habían desplazado los representantes de Gestión Cultural y Comunicación (concesionaria del CAC Málaga desde su nacimiento hace más de una década y media), Magma Cultura, Eulen Art y de las uniones temporales de empresas formadas por Gacma, Factoría de Arte y Desarrollo y Prosegur, por un lado, y de la denominada CAC Málaga Futuro y Desarrollo, compuesta por T20 Proyectos, Brambleton y Estudio Juan Herreros.

Por parte de La Fábrica –que junto a Gestión Cultural y Comunicación y Magma Cultura ya había sido admitida de manera definitiva en la siguiente fase– no asistió ningún representante a la cita. Una convocatoria que se daba por concluida a las 11.14 horas con las palabras del funcionario municipal que actuó de portavoz: «Gracias por su paciencia».

El futuro del CAC está en sus manos

El proceso ha llegado a un momento crucial. Con los seis candidatos aprobados para competir en el proceso de selección, después de haber revisado su documentación administrativa, el siguiente paso en el concurso para la gestión del CAC Málaga consiste en la valoración por parte de un jurado de especialistas del proyecto expositivo presentado por cada uno de los aspirantes en el llamado 'Sobre electrónico nº2' que ayer se abría en dependencias municipales.

Los encargados de tomar esa decisión serán la comisaria y crítica de arte María de Corral, el escritor y gestor cultural Juan Manuel Bonet y el abogado y artista malagueño José Manuel Cabra de Luna. En sus manos estará una decisión determinante en el desarrollo del concurso para la gestión del CAC Málaga, ya que en este apartado se pueden obtener hasta 50 puntos (la mitad de la puntuación máxima que podría recibir un aspirante). Una presión sobre el jurado a la que se añade otra nada desdeñable: la del calendario. No en vano, el concurso del CAC Málaga debe quedar resuelto antes del próximo 30 de abril, fecha en la que expira la actual prórroga –que ya no es posible volver a aplicar– del contrato para la gestión del equipamiento cultural.

 

Fotos

Vídeos