«Queremos que nos visiten más malagueños»

Bernard Ruiz-Picasso preside el Consejo Ejecutivo del Museo Picasso Málaga. /Ñito Salas
Bernard Ruiz-Picasso preside el Consejo Ejecutivo del Museo Picasso Málaga. / Ñito Salas

Bernard Ruiz-Picasso, presidente del Consejo Ejecutivo del Museo Picasso Málaga

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

Bernard Ruiz-Picasso ha ido ganando protagonismo a lo largo de la trayectoria del Museo Picasso Málaga hasta sumar a su papel de mecenas su función como presidente del Consejo Ejecutivo, principal órgano decisorio de la institución. Además, su fundación mantiene un acuerdo con la pinacoteca para la renovación de los fondos que componen la colección del centro. Esa alianza expirará en 2020 y, tal y como adelanta a SUR, el proceso para la confección de un nuevo comodato ya ha comenzado. Por el momento, el nieto del artista prefiere no desvelar los detalles de esa futura cesión temporal a la institución malagueña.

–¿Qué primera impresión le dejan estos 15 años de vida del Museo Picasso Málaga?

–Considero que, desde la apertura del Museo Picasso Málaga en octubre de 2003, podemos ver que ahora este museo no sólo está consolidado, sino que su imagen en Andalucía, España y el mundo es buena; y eso gracias al programa de actividades y de educación que se lleva a cabo y que ha sido posible por el apoyo de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y de la familia Picasso.

–¿Considera que se han cumplido los objetivos marcados?

–Sí, considero que se han cumplido los objetivos, aunque la creación del museo ha tenido que plantearse como una institución cien por cien nueva y que, por supuesto, lo que se estipuló en los acuerdos previos ha madurado según la vida real y cotidiana de una nueva institución. Hemos tenido siempre que valorar nuestras decisiones y poner en marcha todas las herramientas para poder dar a este museo la trayectoria que ahora tiene. Los datos de visitantes son muy buenos y la oferta de un programa atractivo atrae al público. Me parece que el museo está totalmente integrado en la sociedad civil de Málaga y en Andalucía y esto es muy satisfactorio.

–¿Cuál cree que ha sido el mejor momento de la institución?

–Un museo es una entidad viva que cada día hace posible un diálogo entre los visitantes y el programa de actividades. Un museo es una labor cotidiana y el mejor momento es siempre el de ahora; pero, si tengo que elegir uno, el mejor fue el de la apertura.

El nieto de Picasso y presidente del Consejo Ejecutivo del museo inicia el proceso para una nueva cesión temporal de obras de su colección a la pinacoteca

–¿Y el peor?

–No sé cómo contestar a esta pregunta, porque el crecimiento de una institución necesita pasar por crisis en algunos momentos para poder evolucionar. La cultura no es un producto mercantil y tampoco se puede valorar solo racionalmente.

Los ingresos propios del museo ya superan a la aportación de la Junta de Andalucía. ¿Cómo valora esa evolución?

–La valoro como un éxito y eso es posible gracias al incremento del turismo en Málaga y Andalucía que han permitido esta evolución. De nuevo tengo que repetir que el programa y el muy buen trabajo que realizan las personas en el Museo Picasso Málaga han permitido dar esta imagen de excelencia.

Diálogo intenso

El año pasado se renovaron los fondos del museo en virtud de una nueva cesión de parte de su colección que permanecerá en Málaga hasta 2020. ¿Cuáles serán las claves del próximo montaje?

–El nuevo comodato fue presentado después de un intenso diálogo con el director del MPM y su equipo para poder mostrar al público más obras de los fondos del museo y en particular obras sobre papel. El compromiso entre la Fundación Almine y Bernard Ruiz-Picasso para el Arte (FABA) y el Museo Picasso Málaga ha sido muy importante desde la apertura del museo. También la manera en la que se estudia la obra de Picasso ha mejorado mucho en los últimos años y por eso lo que presentamos al público en las salas permanentes es el resultado de una reflexión amplia. Iniciamos actualmente el proceso del próximo comodato incluyendo en nuestra reflexión algunas de las directrices de nuestro nuevo Gabinete de Investigación y de lo que quieren investigar otras instituciones, pero sobre todo lo que le interesa al público, por ejemplo, más documentación, como fotografías o libros. Tenemos la suerte de poder colaborar activamente con el Museo Picasso de París y el Museo Picasso de Barcelona. El Museo Picasso Málaga está completamente abierto a los investigadores y nuestras reflexiones están totalmente abiertas a lo que son al día de hoy los estudios picassianos.

Más

–¿Puede adelantar algunas piezas que se incorporarán al discurso del Museo Picasso Málaga?

–No, por ahora estamos en etapa de reflexiones previas y no es momento de presentar ninguna propuesta.

–¿Qué cree que aporta ese nuevo modelo de colección al museo?

–Lo que ha cambiado mucho en los últimos veinte años es que los museos se han trasformado en un lugar de interés y de diálogo para gran parte de la sociedad civil. Los museos han tenido que cambiar y ahora no solo muestran pintura, dibujos o grabados, sino que exponen la variedad de los diferentes soportes y de los procesos creativos de los artistas. Pablo Picasso es un artista que se puede estudiar de muchas maneras diferentes y cada propuesta nuestra de presentación de la colección puede ser definida como un capítulo añadido al estudio de su obra.

Hace 15 años, la oferta artística en Málaga, Andalucía y España era muy diferente a la actual. ¿Qué papel cree que ha tenido el Museo Picasso Málaga en ese cambio?

–Me alegro no sólo de que en España, sino en los demás países, la cultura haya crecido mucho y de que el público pueda disfrutar de una oferta cultural tan importante. En el caso particular de la integración de esta institución en Málaga podemos ver que la ciudad gracias al museo, pero también a las decisiones tomadas por el Ayuntamiento que ha permitido que se amplíe la oferta museística, poco a poco se haya transformado en una ciudad de cultura en la que parte del turismo de sol y playa viene a disfrutar de lo que es ahora esta localidad.

«Lo que se estipuló en los acuerdos previos ha madurado según la vida real y cotidiana de una nueva institución» el convenio con la junta

«El crecimiento de una institución necesita pasar por crisis en algunos momentos para poder evolucionar» la evolución del museo

–¿Y qué papel cree que debe jugar el Museo en la escena artística actual, tanto en Málaga como en el resto del país y en el circuito internacional?

–A día de hoy las dificultades para crear una oferta de alto nivel es su coste y una de las maneras para poder continuar ofreciendo calidad es compartir con otras instituciones de alto nivel programas expositivos. Como la cultura es aceptada en nuestra sociedad es importante recordar que la competencia es muy dura entre algunos de los más grandes museos y por esta razón nuestro museo intenta colaborar con otras instituciones del mismo tamaño o con la red de los demás museos Picasso.

–¿Cómo valora la convivencia del Museo Picasso Málaga con el resto de las instituciones museísticas instaladas en Málaga?

–La valoro como muy buena. Siempre es positivo que haya más oferta en una ciudad porque mejora el nivel de las actividades culturales de la ciudad.

Arte contemporáneo

El museo ha intensificado en los últimos años su atención hacia artistas contemporáneos. ¿Qué motivos han llevado a esta decisión?

–Es verdad que hemos intentado hacer algunos proyectos con artistas contemporáneos. Tenemos previsto seguir con esta línea porque la influencia de Picasso sobre los artistas más jóvenes de nuestro siglo es tan grande que es importante abrir las salas temporales del museo a más proyectos contemporáneos.

El museo mantiene un porcentaje de visitantes malagueños en torno al 15%. ¿Cree que es satisfactorio este balance? ¿Considera necesaria alguna acción para aumentar ese promedio?

–Es importante intentar que aumenten las visitas de los ciudadanos de Málaga al museo. El 15% parece un buen porcentaje, aunque queremos que nos visiten más malagueños.

«Es importante recordar que la competencia es muy dura entre algunos de los más grandes museos» el sistema del arte

«Tenemos unas herramientas con las que podemos llegar a ser uno de los museos españoles más dinámicos» el futuro de la entidad

Junto a ese objetivo, ¿qué otras prioridades marca para el futuro del museo a medio y largo plazo?

–Que crezcan nuestras capacidades para investigar y presentar la obra de Picasso de manera más contemporánea y seguir mostrando al público una oferta expositiva de alto nivel. El departamento de educación hace una labor fantástica y junto con el auditorio nuestro museo tiene unas herramientas que, a mi parecer, permitirán que si seguimos trabajando en esta línea podamos llegar a ser uno de los museos españoles más dinámicos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos