La plaza de toros de la Malagueta muestra su nueva cara

La plaza de toros de la Malagueta muestra su nueva cara
Salvador Salas

La primera fase de la rehabilitación de la plaza de toros culmina con la limpieza e impermeabilización de los tendidos

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

La plaza de toros se Málaga se encuentra en plena rehabilitación para convertirse en un centro cultural con vida todo el año y donde se combinen la celebración de espectáculos taurinos con otras actividades de uso ciudadano. La primera fase de los trabajos está próxima a concluir y La Malagueta ya muestra su nueva cara en unos tendidos totalmente limpios y preparados para drenar el agua y evitar así las humedades, uno de los graves problemas que sufre un coso con 142 años de historia.

A finales de mayo concluirá esta primera fase de actuación, que ha estado desarrollada por la empresa Campano, con un presupuesto de 264.000 euros. Desde el departamento de Fomento e Infraestructuras, que gestiona el diputado Francisco Oblaré y cuyo director es Andrés Gutiérrez Istria, explicaron que en estos meses se han limpiado a presión los tendidos de la plaza para quitarle la suciedad acumulada durante décadas y que le daban un aspecto negruzco. Ahora, las localidades muestran una nueva imagen (como puede apreciarse en las fotografías que ilustran la información) con la piedra en su color originario.

Además, se ha actuado sobre los tendidos para evitar que el agua de la lluvia se quede estancada y provoque humedades en el interior de la plaza. De este modo se han ampliado el número de mechinales (pequeños huecos en las piedras) para canalizar el agua y que vaya a la zona de recogida de pluviales. La actuación se ha completado con la colocación de unas pequeñas placas de mármol en la zona en la que el público pone los pies con el objetivo de buscar mayor comodidad.

Una de las nuevas imágenes que ofrecerá la plaza de La Malagueta es la de que ya no se verán los tradicionales números en negro situados en la parte inferior de los asientos que señalaban las localidades. En la renovación, según detallaron desde Fomento e Infraestructuras, la plaza de cada espectador estará indicada con un número en color sangre de toro y ubicado en la parte superior del asiento.

«Estamos muy satisfechos por el resultado de los primeros trabajos de rehabilitación de la plaza de La Malagueta. Son el primer paso para su perfecta conservación. Además son unas actuaciones que van a sorprender a los malagueños», destacó Oblaré.

La remodelación de la plaza de toros de la capital para su conversión en un centro cultural con actividades los 365 días del año es uno de los proyectos estrellas del equipo de gobierno del PP en la Diputación Provincial, que preside Elías Bendodo.

Guamar, adjudicataria de la segunda fase

La constructora y promotora malagueña Guamar es la empresa adjudicataria de las obras de la segunda fase de rehabilitación de la plaza de toros. Esta compañía fue la vencedora en el concurso público convocado por la Diputación Provincial –propietaria del coso– y a la que se presentaron 22 empresas. La adjudicación se ha hecho finalmente en 4,3 millones de euros, un 32% menos que el presupuesto de licitación, que rondó los 6,6 millones, según informaron fuentes consultadas.

El objetivo de la institución es que a finales de mayo o principios de junio comiencen los trabajos, que tienen un plazo de ejecución de doce meses. Unas obras que deberán parar sobre el 23 de julio para que se puedan desarrollar con normalidad los festejos taurinos de la feria de agosto; una semana después de que concluyan los espectáculos se reanudarán los trabajos, añadieron las fuentes.

Esta segunda fase de rehabilitación será la de mayor envergadura ya que se acometerán actuaciones como la reubicación de espacios como las taquillas; los pasillos interiores quedarán diáfanos para habilitarse como zonas de exposiciones y muestras; se renovará la enfermería; se mejorará la iluminación y el saneamiento; y en la zona sur de los corrales se levantará un auditorio con dos salas.