La Noche en Blanco pierde público y baja de las 200.000 visitas

La calle Larios, el pasado sábado durante la Noche en Blanco. /Salvador Salas
La calle Larios, el pasado sábado durante la Noche en Blanco. / Salvador Salas

El evento contabiliza este año 190.000 asistentes a sus actividades, 40.000 menos que en la pasada edición

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

Era una percepción compartida el pasado sábado: las calles de Málaga parecían más «desahogadas» que en otras ediciones de la Noche en Blanco. Y los datos vienen a confirmarlo. La Noche en Blanco contabilizó casi 190.000 visitas, una cifra considerablemente inferior a la registrada años anteriores. La cita de 2018, por ejemplo, llegó a las 230.000, después del récord de 236.000 alcanzado dos años atrás. Desde 2011, el evento cultural más multitudinario de la provincia nunca había bajado de la barrera de los 200.000. La ausencia de novedad en una propuesta que cumple su duodécima edición, la coincidencia con el Día Internacional de los Museos –con acceso gratis a las pinacotecas durante toda la jornada– o incluso la celebración de Eurovisión esa misma noche se apuntan como posibles causas de este descenso.

'La vuelta al mundo' era la excusa para trasnochar con la cultura este sábado con un nuevo horario: de 19.00 a 01.00 horas, una hora antes de lo habitual. Según informa el Ayuntamiento de Málaga en un comunicado, los datos confirman el gusto del público por las actividades artísticas en la calle que se realizan expresamente para este acontecimiento cultural. De hecho, las cifras de asistentes a estas propuestas igualó la entrada a los museos. Casi 67.000 personas disfrutaron de las acciones en la calle, mientras que algo más de 70.000 acudieron a las actividades englobadas bajo el epígrafe 'arte, museos y exposiciones'. Aún así, estas últimas siguen siendo las más solicitadas.

En la calle

La Plaza de La Marina repitió como centro neurálgico de las intervenciones al aire libre, con tres espectáculos que se sucedieron en el tiempo. Uno de ellos fue el nominado a los premios Max de este año 'Flotados. Un viaje por el amor y las emociones', a cargo de la Compañía David Moreno & Cristina Calleja. Él tocó un piano de cola colgado a ocho metros de altura y ella danzó también suspendida en el aire.

Por otro lado, las 46 propuestas de música y danza recibieron 26.200 espectadores; mientras que las programadas con la denominación 'Y también puedes ver' registraron una cifra de 3.704. Por su parte, La Nochecita en Blanco, destinada a los más pequeños y concentrada en su mayoría en el Soho, contabilizó 4.161 visitas a sus 15 actividades. Las trece dedicadas a las artes escénicas contaron con 3.294 asistentes, y las visitas extraordinarias llegaron a 12.885 personas.