Vuelve el soul de Nueva Jersey

Vuelve el soul de Nueva Jersey
A. Medina

Kool and the Gang convierte el club de tenis de Puente Romano en una discoteca abierta. La banda estadounidense ofreció un concierto con sus grandes temas de los 70

ADRIÁN MEDINAMarbella

El escenario era inusual para un concierto: una cancha de tenis. Las gradas llenas, la pista cubierta con una alfombra y repleta de sillas. Y un escenario. Tres mil almas reunidas, lleno hasta la bandera. Y cerca de las once de la noche, por fin, Kool & the Gang. Grupo mítico donde los haya, la banda afroamericana inundó ayer el club de tenis del hotel marbellí Puente Romano con su peculiar mezcla de soul, funk, jazz y disco.

No necesitan presentación, pero la tuvieron. Mientras el grupo se preparaba para salir, un representante de Rock Lounge, la empresa inglesa que los ha traído hasta Marbella, recitaba sus principales logros: 80 millones de discos vendidos en todo el mundo y 80 grandes hits. Palabras que enardecían a un público que ya estaba agitado tras la actuación del grupo local Jackie Brown. Tras ellos (con una hora de intermedio para ajustar el sonido) subieron al escenario los hermanos Ronald y Robert Bell, George Brown y Dennis Thomas, cuatro de los integrantes originales, junto al resto del grupo.

El propio escenario estaba diseñado ad hoc para la ocasión. Incluso se había instalado una pequeña bola de discoteca que reflejaba sobre el público la luz de los focos. Todo lo necesario para volver a la época de los 70 y los 80, como prometió uno de los vocalistas a lo largo de la noche. Los propios Kool & the Gang subieron ataviados con lentejuelas y gafas de sol como parte de la escenografía.

A. Medina

La música, como no podía ser de otra manera, se movió en el rango de los 70 y los 80, en la época fuerte de Kool & the Gang. El primer tema que sonó fue 'Tonight'. «Are you ready for the party with Kool & the Gang here tonigh» preguntó el grupo en mitad del tema. Y el público respondió con una ovación. Vino luego 'Stand up and sing'. Las canciones con más presencia vocal se fueron intercalando con otras en las que los saxofones y las trompetas cobraban protagonismo.

«Tenemos mucha música para vosotros. Quiero que me digáis qué queréis oír», anunciaba Shawn McQuiller, uno de los vocalistas, recién empezado el concierto. Entre las propuestas saltaron sus éxitos ineludibles, como 'Celebration' o 'Ladies' Night'. Y por supuesto, ambas formaban parte del listado de temas para esa noche. Pero antes le tocaba a 'Joanna' darle el toque rosa al concierto. «Para todas las nenas que están aquí hoy», decía McQuiller.

A lo largo de la noche Kool & the Gang lanzó a la pista algunos de sus temas míticos. 'Hollywood swingin', 'Cherish', 'Let's go dancing' o 'Sexy', por nombrar algunas. Por supuesto, tampoco faltaron 'Ladies' Night' ni 'Celebration', como habían prometido.

Con casi seis décadas de actividad, Kool & the Gang es uno de los grupos más longevos que se mantiene aún en activo. Y además, con una buena parte de sus integrantes originales. Todo un logro. Los años, sin embargo, no perdonan, y eso se notó durante el concierto. A mitad de la noche, el trompetista Michael Ray desapareció unos segundos del escenario. Al regresar, su gesto evidenciaba molestias en una rodilla que lo acompañaron durante el resto de la noche y, a ratos, lo obligaron a sentarse en la tarima del batería. Unos problemas que, sin embargo, no le impidieron bailar con el resto cuando el tema que sonaba lo pedía, con un compromiso admirable con el espectáculo.

Ayer en puente Romano, de la mano de Kool & the Gang, más de 3000 personas volvieron a sentir el espíritu de los mejores años del soul y el funk en una discoteca de techo abierto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos