«Vivimos tiempos muy raros para el rock and roll»

Iñaki 'Uoho', guitarrista de Extremoduro e Inconscientes. /Mikel Masa
Iñaki 'Uoho', guitarrista de Extremoduro e Inconscientes. / Mikel Masa

Iñaki 'Uoho, guitarrista de Inconscientes y Extremoduro

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Varias generaciones enteras han vivido sus primeros momentos con una guitarra en brazos gracias a las melodías de Iñaki Antón, internacionalmente conocido como Uoho. Es el responsable de las armonías y los solos más característicos de Extremoduro. Fue fundador de Platero y Tú junto a Fito Cabrales y desde el 2007 lidera Inconscientes, que mañana presenta su disco 'No somos viento' en la sala La Trinchera, donde les acompañará la banda malagueña Terral. Días antes de llegar a su segunda casa (a veces veranea en la Costa del Sol), atiende a SUR para repasar su carrera.

Tras más de dos decenas de discos, ¿ha pensado en retirarse?

–Ni sé cuántos discos llevo [risas].

Entre Platero y Tú, Extremoduro y Extrechinato y Tú suman 22. –¿Veintidós? Pues son unos cuantos, porque cada disco es como un parto. Cuesta mucho tiempo y mucho trabajo si lo quieres hacer con cariño y bien. Pero... ¿retirarme? No. Hay veces que piensas... ¿hasta cuándo podré seguir dando vueltas por el país?Pero, de momento no veo la hora de dejarlo. Seguiré tocando mientras haya alguien al que le interese lo que hago. Si tengo cuerda y hay alguien para escuchar, ahí estaré.

–¿Qué le llevó a crear la banda Inconscientes?

–Cuando hicimos el primer disco en el 2007, fue porque estaba Extremoduro muy parado y los músicos empezamos a juntarnos para tocar y nos picamos. A partir de ahí el grupo nos ha valido para sacar la vena meramente 'rockandrollera'. La mayoría de nosotros estamos en Extremoduro donde hay otro tipo de desarrollos, de melodía, otra música. De vez en cuando nos viene bien una dosis de rock and roll del que siempre nos ha gustado, es algo que necesitamos.

Extremoduro e Inconscientes tienen su público: ¿son buenos tiempos para el rock en español?

–[Duda] No me apetece nada ir de quejica, pero creo que no vivimos buenos tiempos para el rock en español, ni siquiera para la música progresiva, con desarrollos... Estamos viviendo una época con mucha música enlatada y fácil de digerir, de no sentarse a escuchar. Son tiempos muy raros para el rock and roll. Supongo que será cíclico o será un bache del que saldremos, pero hay menos rock que hace diez, quince y veinte años en España.

–¿Cómo vivís los rockeros en la era de la corrección política?

–Creo que ese punto es una cuestión individual. Cada uno tendrá su manera de abordar estos tiempos tan raros. Creo que hay mucha censura de la que nos imponen y otra que nos imponemos nosotros mismos. La música debería ser una forma de expresión, de decir lo que se quiera. Ahora mismo eso es muy difícil. Puedo no compartir lo que diga alguien, pero respeto su derecho a decirlo. Utilizamos muy a la ligera la palabra respeto:'hay que respetar, hay que respetar', pero nadie lo hace, te atacan desde todos los flancos. Son también unos tiempos muy extraños para la libertad de expresión.

–¿Se ha autocensurado alguna vez?

–No... pero a veces hay que buscar la forma de decir las cosas. Cuando empezamos y la censura la imponía el Gobierno, le echábamos imaginación y chispa. Ahora pues lo mismo, te obligas a ejercicios de imaginación.

La canción de 'No somos viento', 'Alarido', arranca con «caminando en contradirección». ¿Está el rock condenado a ir contracorriente?

–No sé si está condenado o es que es su razón de ser. El rock ha sido siempre un movimiento contestatario, siempre hemos sido los que hemos tocado un poco las pelotas. Hemos escogido un camino diferente al marcado. Digamos que caminar en dirección contraria y buscar una manera de pensar y vivir alternativa está dentro de los que vivimos del rock.

–¿Cuál es la fórmula para que ese camino inverso llegue a tanta gente como con sus bandas?

–No tengo ni la más remota idea [risas]. Cuando haces canciones, o cualquier trabajo, hay que procurar hacerlo bien. Dedicarle tiempo, curro, hacer canciones que te convenzan. En teoría, si te convencen a ti, a alguien más le gustará. Pero no me sé ninguna fórmula, la verdad.

 

Fotos

Vídeos