«Si me cogen en OT me supondría un cambio de vida brutal... pero estoy dispuesto»

«Si me cogen en OT me supondría un cambio de vida brutal... pero estoy dispuesto»
Ñito Salas

Más de 1.800 personas han hecho cola a las puertas del Palacio de Ferias esta mañana con la misma ilusión: ser los próximos Amaia, Cepeda, Alfred, Aitana...

ROCÍO SÁNCHEZ

Una canción durante treinta segundos y sin decir si quiera su nombre. Así ha sido la primera fase del casting de 'Operación Triunfo' que se ha llevado a cabo en Málaga este lunes. Más de 1.800 personas han hecho cola a las puertas del Palacio de Ferias de la capital para presentarse a la nueva edición. Solos, acompañados de amigos, de familiares... Con instrumento o sin él.... Pero todos con la misma ilusión de convertirse en los próximos Amaia, Cepeda, Alfred, Aitana... y poderse dedicar profesionalmente a la música. Entre ellos, los nerviosos Guiomar, Paula, Eli y Miguel.

Guiomar de la Cruz.
Guiomar de la Cruz.

Guiomar de la Cruz, 22 años.

«No me esperaba superar el casting, estaba un poco nerviosa». A Guiomar de la Cruz, una joven de 22 años que ha viajado desde Madrid para realizar las pruebas del casting en Málaga, no le ha importado la distancia para acercarse a su sueño. «Si no me cogían en este casting, me iba directamente al de Madrid», contaba Guiomar, quien en la prueba se ha lanzado con las canciones 'Ballad of Mona Lisa' del grupo Panic at the Disco, 'Ave Cesaria' de Stromae y 'Gatita Presumida' de Antílope.

Además de estudiar arte dramático y recibir clases de canto, Guiomar aprendió a tocar la guitarra de manera autodidacta. «Me costó muchísimo presentarme porque tengo poca confianza en lo que hago». Pero, hoy, en Málaga se ha afrentado a sus miedos.

Paula López.
Paula López.

Paula López, 27 años.

Paula López era la primera vez que se presentaba a un casting de canto. Y logró superar la prueba online, donde obtuvo el pase directo. «He cantado un tema y medio, aunque eran canciones desconocidas», considera la joven... aunque también matiza que nunca se sabe lo que busca el jurado de OT. «Me decanté a venir porque me gustaría dedicarme a la música y es muy difícil hacerlo por tus propios medios», sentencia la aspirante que le gustaría dedicarse a los musicales.

Paula también destaca que la música es un trabajo más, porque «a lo mejor te toca cantar una canción que no te gusta o colaborar con un compañero con el que no se tiene tanta afinidad, como te puede pasar en cualquier otra profesión».

Eli Machín.
Eli Machín.

Eli Machín, 18 años.

Desde que era pequeña, Elie Machine veía 'Operación Triunfo'. La música es su pasión y las pruebas en Málaga podían ser su oportunidad que le cambiase la vida y dejar Granada, donde estudia la carrera de Derecho.

«Mi familia y mis amigos me han apoyado desde el primer momentor, creo que es una influencia muy positiva», puntualiza Eli, quien tenía pensado cantar las canciones de 'Hold On, We're Going on' de Drake y 'Man Down' de Rihanna. Esperaba que sus clases de canto la ayudasen a pasar a la siguiente fase, además de sus conocimientos que ha logrado de manera autodidacta.

Miguel Martín
Miguel Martín

Miguel Martín, 24 años.

«Me han traído mis amigos, somos músicos de conservatorio». Miguel Martín es un joven malagueño que siempre ha tenido claro que quería dedicar su vida a la música y en su curriculum atesora que toca la flauta travesera. Acompañado por su familia y amigos, los nervios afloran pese a que está acostumbrado a cantar en público. En la cola ensaya las canciones que quiere presentar ante el jurado: 'When I was your man' de Bruno Mars y 'Las puertas abiertas' de Rozalén. «La música es mi vida. No hay un solo día que me levante sin música desde pequeño», relata Miguel. Si supera el casting lo tiene claro: «Me supondría un cambio de vida brutal, ya que con el conservatorio llevo una vida muy metódica; sería un cambio muy grande, aunque estoy dispuesto».

Rakky Ripper abraza a su padre.
Rakky Ripper abraza a su padre.

Rakky Ripper, 23 años

«Me dieron el pase directo, aunque nunca me había presentado a un casting». Rakky Ripper -nombre artístico con el que se da a conocer- mostraba su alegría tras haber superado la primera fase. «El año pasado no me enteré de la prueba porque estaba de prácticas, pero este año ha sido el momento», explicó la cantante procedente de Granada. Además, aunque la artista pasa por un momento complicado debido al fallecimiento de su abuela, ha decidido continuar con el casting porque «era algo que ya tenía preparado y se ve que ella me ha ayudado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos