'Snoopy' salta a las tablas desde Málaga

Los intérpretes de 'Snoopy, el musical', que estará un año en los Teatros Luchana de Madrid./
Los intérpretes de 'Snoopy, el musical', que estará un año en los Teatros Luchana de Madrid.

La compañía Crea+ Teatro estrena el musical en Madrid, donde permanecerá un año en los Teatros Luchana

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

Snoopy se muda con su icónica casa roja a los Teatros Luchana de Madrid. La compañía malagueña Crea+ Teatro ha estrenado este agosto en la capital el musical del perro más famoso de la animación y el cómic, una propuesta que permanecerá en cartel todos los fines de semana de la próxima temporada. «Para nosotros es una apuesta y un salto importante. Supone salirte de la zona de confort, arriesgar y pasar a algo más grande», asegura Raúl Báez, director de la compañía. Tras una década de musicales familiares en teatros andaluces, Crea+ debuta en la competitiva programación madrileña con un montaje que resucita tres décadas después de sus últimas representaciones en el Teatro Alcaraz de Madrid (aquí dirigido por Emilio Aragón) y el Goya de Barcelona.

'Snoopy, el musical' parte del espectáculo estrenado en los ochenta en el West End de Londres basado en las tiras cómicas de Charles M. Schulz. El propio autor dedicó un capítulo de los dibujos animados al musical incluyendo algunas de las canciones que sonarían sobre el escenario. La versión autorizada y oficial de Crea+ respeta su escenografía (minimalista pero efectiva), su vestuario y su filosofía, con algunas licencias en la dirección y la coreografía. Aquí Snoopy no es un actor disfrazado de perro, aquí se humaniza a todos los personajes –también al pájaro Woodstock–, con Snoopy vestido entero de blanco o con americana, pantalón de pinzas y corbata. «Porque él se siente así, un señor», apostilla Báez.

En el espectáculo, se suceden los números a modo de viñetas de cómic que plantean un dilema o un problema. Una cuestión ante la que se contraponen las dos visiones, la de los niños Charlie Brown, Lucy y los demás y la de un sensato Snoopy, que se resiste a ser visto como una simple mascota aunque los humanos solo escuchen de él sus ladridos.

Insisten los responsables en que no es un musical infantil, sino «familiar», en el que padres e hijos pueden disfrutar obteniendo diferentes lecturas. «El niño se va a reír y un adulto va a entender el mensaje, lo que queremos contar», señala el director, formado en el mundo de la danza (Conservatorio Profesional de Málaga) y del teatro (London Academy of Music & Dramatic Art).

La casa de Snoopy en el centro, una valla blanca, césped, una escalera y unos cubos que cambian de función según la escena es toda la escenografía que exige este espectáculo. «Es simple, pero colorido y vistoso, para destacar la parte actoral», argumenta. Aquí lo llevan a escena Andrés Navarro, Israel Trujillo, Claudia Sierra, Laura Marchal, Armando Fernández y Caterina Stanley. Actuarán, bailarán y cantarán acompañados del piano en directo bajo la dirección musical de Greta Perón Hernández y Jorge Niño Laina, con temas jazzeros, baladas y hasta charleston muy al estilo del Broadway clásico.

Detrás de ellos está el equipo creativo, cien por cien malagueño, integrado por Raúl Báez en la dirección, Diego Luis Gutiérrez en la traducción y Mar Ortiz en la coreografía. 'Alicia en el país de las maravillas', 'Rapunzel, el musical', 'Hansel y Gretel', 'Jack y las habichuelas mágicas' y 'Matilda' son otros de los títulos que forman parte de la cartera de Crea+ Teatro. Con algunos de ellos siguen de gira –'Rapunzel' estará en el Teatro de las Letras de Madrid en septiembre– y también saldrán con 'Snoopy'. Si la mañana de los fines de semana residirá en la sala 2 de los Teatros Luchana (primero en el II Certamen Nacional de Artes Escénicas y después en la programación habitual), el resto del tiempo el famoso perro tendrá disponibilidad para moverse por toda la geografía española. De momento, tiene fecha en octubre en el Palacio de Congresos de Granada.

Llenar durante un año cada fin de semana un aforo de 290 butacas es un reto para el que confían en el boca a boca. «Va a costar, se tiene que dar a conocer, pero una vez que eso suceda va a funcionar bastante bien. Es un musical hecho para cualquier tipo de público, una comedia que permite pasar un buen rato en familia», resume Raúl Báez.