El reggae de aquellos años

Astro, Ali y Mickey, los integrantes originales de la banda, en un momento de su actuación en Estepona. /Josele-Lanza -
Astro, Ali y Mickey, los integrantes originales de la banda, en un momento de su actuación en Estepona. / Josele-Lanza -

UB40 reúne en Estepona a tres mil fans en una actuación

ADRIÁN MEDINA

UB40 es uno de esos grupos incansables. La banda inglesa, reconocida internacionalmente como un referente de la música reggae, ha logrado permanecer en las listas de ventas y en los escenarios por igual durante todos sus años de actividad. No es poca cosa, contando con que precisamente este 2018 se cumplen cuatro décadas desde su nacimiento en Birmingham. Una efeméride que el grupo celebra con el lanzamiento de un nuevo disco y una gira. El jueves su recorrido los llevó a recalar en Estepona, en la plaza de toros del municipio, donde ofrecieron ante miles de personas un espectáculo clásico, de los suyos. De los de aquellos años en los que empezaban a despuntar en el panorama musical.

Las primeras canciones sonaron rozando las once de la noche, aunque el inicio estaba previsto para las diez. Poco antes de arrancar, se desplegó en la parte trasera del escenario una enorme bandera con un escudo que representaba a un león sobre los colores de la bandera de Etiopía. En la parte superior del escudo, el nombre del último disco de la agrupación: 'UB40 feat. Ali, Astro &Mickey', los nombres de sus fundadores y los protagonistas de esta gira.

La espera de casi una hora, sin embargo, no se vio reflejada en el desarrollo del concierto, que tuvo un tropiezo nada más arrancar. Tras salir los miembros de la banda al escenario y tocar dos temas ('Here I am, baby' y 'I got you, baby'), Astro se disculpó ante el público «Vamos a hacer una parada de cinco minutos». Su voz, aun sin instrumentos, apenas llegaba a las últimas gradas. Los miembros del grupo abandonaron el escenario durante apenas un par de minutos (llenos de abucheos y silbidos). La única mácula de un espectáculo, por lo demás, intachable, y que contó con un público que, a pesar de su carácter, sabe perdonar los pequeños fallos del directo.

A sus cuarenta años, UB40 acaba de lanzar un nuevo disco en el que recopila algunos de sus temas imperecederos con un sonido más moderno. Sin embargo, lo que los fans reunidos en Estepona querían realmente eran las canciones clásicas. Las que los encumbraron como un referente del reggae, sin cambiar un solo acorde. YUB40 se lo concedió.

A lo largo de la actuación sonaron temas como 'One in ten', 'Cherry on baby' o 'Kingston town'. Otras que no podían faltar fueron 'Red Red Wine' o 'She loves me now'. A cada nuevo tema, el público se arrancaba a corearlo con una sola voz.

Mientras cantaban, los vocalistas acompañaban a los asistentes en su baile, con esos movimientos relajados y esa sonrisa fácil que parece ser un efecto secundario del reggae. Entre los casi 3.000 fans que acudieron, pocos permanecían sentados. Incluso los que estaban en mitad de la arena de la plaza, y que llevaban en pie más de dos horas, se entregaban a la música.

Durante dos horas, la plaza de toros de Estepona se convirtió en una puerta al pasado, a los años en los que temas como 'She loves me now' sonaban en la radio .Un pasado al que, como demostró UB40, aún le queda mucha cuerda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos