El Portón del Jazz: un festival inteligente

Joey Alexander, el pasado año/TXEMA MARTÍN
Joey Alexander, el pasado año / TXEMA MARTÍN

Txema Martín
TXEMA MARTÍN

Esta sección lleva varias semanas proponiendo planes para verano y ahora se despide hasta septiembre con dos últimas propuestas. La primera se trata de un ciclo de conciertos de jazz que es uno de los más mágicos y reconocidos de todo el país, y que se celebra en la provincia de Málaga desde los años noventa. El Portón del Jazz ofrece una nueva edición de un encuentro en el que el sonido de los instrumentos rivaliza algunas noches con el canto de las ranas, y donde el silencio de los aficionados favorece un contexto de feliz reflexión hacia la música. Frente a los macroeventos de toda clase, es una alegría que se celebren pequeños festivales de música como este, que se hacen con el corazón y que sostienen autenticidad, respeto y clamor como el que se vive desde hace unos veinticinco años, cada viernes de julio, en la hermosa finca municipal El Portón de Alhaurín de la Torre y que es junto a la música y el ambiente otro de sus grandes atractivos. En nuestra provincia solo podemos compararlo con los veteranos encuentros que se celebran en nuestros pueblos, como el Cante Grande de Casabermeja. En Alhaurín, el público agota con entusiasmo unas localidades que desde hace años mantienen un precio que no sube de los 20 euros; el Portón del Jazz ofrece un lujo a bajo coste, y por sus tablas han pasado cantantes e instrumentistas conocidos en todo el mundo: Michel Camilo, Chucho Valdés, Robert Cray o Robert Glasper son solo algunos de los que han dado gloria sonora al Portón. No importa en cualquier caso que seamos profundos conocedores de este estilo ni de los nombres que lo pueblan, precisamente porque el jazz es una de las músicas más abiertas y elementales que existen. El Portón del Jazz resulta una experiencia disfrutable para cualquier persona que tenga la capacidad de oír y de sentir al mismo tiempo.

Después la inauguración a cargo del trompetista Avishai Cohen, anoche se celebró la segunda cita de la presente edición con un concierto del pianista estadounidense Brad Mehldau junto al contrabajista Larry Grenadier y el batería Jeff Ballard, un esplendoroso trío de jazz que se encuentra en plena gira mundial y que en el Portón actuó con todas las entradas vendidas desde hace semanas. Sí quedan todavía localidades disponibles para las dos siguientes citas: el próximo viernes 20 de julio será el turno del madrileño Antonio Serrano, un virtuoso de la armónica y un referente en la introducción de este instrumento en las composiciones del jazz y del flamenco, colaborando indistintamente con Paco de Lucía, Plácido Domingo o con el también armonicista y guitarrista Toots Thielemans, a quien ha dedicado su último trabajo. Por último, el viernes 27 será otra fecha para apuntar en el calendario porque tomará el relevo la prodigiosa cantante Cyrille Aimée, nacida en Francia, de ascendencia dominicana y residente en Nueva York, que domina la improvisación vocal, es experta en música caribeña y una de las voces con más futuro del jazz actual. Otro de los nombres que sirven de aliciente de un festival cuya asistencia supone siempre una buena decisión y un placer para los sentidos y para el alma.

Casas de muñecas

Hace unos cinco años la ciudad de Málaga perdió uno de los museos más curiosos que teníamos y que era un caso parecido al del lustroso Museo del Vidrio, que es por cierto otra joya por descubrir. Se trata de la exhibición de la colección privada de Voria Harras, que lleva toda su vida dedicada a las maquetas de viviendas mínimas pero fastuosas, juguetes y muñecas que después de abandonar su sede en la calle Álamos ahora pueden verse de nuevo en exposición. Como ya informamos en este periódico, a lo largo de las tres plantas se reparten desde miniaturas de casas del siglo XIX hasta juguetes de principios de siglo, pasando por mobiliario de muestra de época medieval. Para que todos comprobemos que lo que envuelve a este mundo no es una cosa de niños, la muestra Casas de Muñecas puede visitarse en el centro de exposiciones de Benalmádena desde este verano y podrá visitarse hasta diciembre, y de forma gratuita.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos