Paula Domínguez, la voz flamenca de Cohen

La cantante malagueña lleva 16 años afincada en Barcelona. /SUR
La cantante malagueña lleva 16 años afincada en Barcelona. / SUR

La malagueña debuta hoy en el Cervantes al frente del proyecto Flamencohen

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

Con esa voz grave y pausada tan característica, Leonard Cohen dejó mudo al auditorio de los Premios Príncipe de Asturias en 2011:«Todo lo que ustedes juzgan digno de mi trabajo proviene de este lugar. Todo lo que juzgan digno en mis canciones, en mi poesía, esta inspirado en esta tierra». Fue un joven español al que conoció en un parque de Montreal el que le enseñó los primeros seis acordes que tocó en la guitarra, seis acordes que son la base del flamenco. «Y de todas mis canciones», añadió.

El folk y el rock del cantautor canadiense y el arte jondo no son dos mundos tan distintos. Ya lo comprobó Enrique Morente en 'Omega', también Duquende, Mayte Martín o Argentina. Y ahora es el turno de la malagueña Paula Domínguez. «Ha sido lo más sorpresivo que he hecho, como un código nuevo, un nuevo lenguaje», asegura la cantante.

Ella pone voz a Flamencohen, un espectáculo poético-musical homenaje al autor de 'Hallelujah' que hoy llega al Cervantes en el marco del festival Terral. Alberto Manzano impulsa y produce este espectáculo. Como amigo y biógrafo del canadiense, sabía de su «devoción» por el arte jondo. Muchos artistas flamencos han versionado a Cohen a partir de las adaptaciones al castellano que él ha hecho. Fue el ideólogo del emblemático álbum 'Omega' donde Morente y Lagartija Nick fundieron flamenco y rock industrial sobre textos de Lorca y canciones del creador de 'Suzanne'. Aquello fueron temas sueltos, ahora Flamencohen apuesta por un concierto con repertorio íntegro de Cohen.

Paula Domínguez (Málaga, 1984) debuta con este proyecto en el Cervantes. Lleva 16 años afincada en Barcelona, donde se fue tras la Selectividad para formarse en la música. Domina el jazz, el soul, el flamenco y la fusión; una combinación que le hacían idónea para convertirse en la voz jonda de Cohen. «En algunos temas el flamenco es muy obvio. Y donde no lo es tanto, la voz juega un papel importante para darle el toque aflamencado», señala.

Otros proyectos

Flamencohen es uno de sus varios proyectos. Atiende al teléfono desde su casa de Barcelona, donde acaba de impartir una clase particular de técnica vocal. En un rato le esperan en un local de la Ciudad Condal donde va a presentar su apuesta más personal, un disco que incluye ocho canciones con su firma. Cuando compone, parte de armonías modernas a las que incorpora los matices de su voz flamenca. Una fusión al estilo de India Martínez que ella ha bautizado como Aire. 'Lleno de flores' es el título del álbum. A principios de mes lo puso de largo en la sala The Hall. Hacía casi cuatro años que no cantaba en casa. «En el circuito de Barcelona y Cataluña se me conoce más o menos, pero siempre me cuesta más salir», reconoce. Cuando acabe junio habrá actuado dos noches en Málaga. Quizás algo esté cambiando.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos