«Es un orgullo que nos consideren la banda de una generación»

Vetusta Morla es el grupo de música independiente más aclamado en España en los últimos diez años. /SUR
Vetusta Morla es el grupo de música independiente más aclamado en España en los últimos diez años. / SUR

Juanma Latorre, guitarrista y letrista de Vetusta Morla

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

El guitarrista y letrista de Vetusta Morla, Juanma Latorre, acerca la filosofía del grupo antes de su actuación el sábado en el Castillo Sohail.

–¿Son conscientes de que quizá sean el grupo español de una generación?

–Es una cosa de la que nos hemos ido dando cuenta poco a poco y recientemente, la verdad. Es algo que realmente en nuestro viaje diario no pensamos, porque nuestro mundo cotidiano es hacer canciones, contar historias que nos pasna, expresarnos y compartirlas con la gente. Esas apreciaciones son más a largo plazo, más de un análisis profundo. Normalmente tenemos una perspectiva demasiado cerrada como para hacer este análisis, pero últimamente nos hemos dado cuenta de ello, y la verdad es que es un orgullo que alguien nos considere el grupo de una generación. Es increíble cómo podemos representar algo en la vida de un grupo de amigos o de una familia. Es lo máximo a lo que puede aspirar un músico.

–¿Piensan que el éxito de Vetusta Morla ha arrastrado a otras bandas de música independiente?

–Nosotros no pensamos en esos términos. No sé, creo que más bien lo que ha pasado es que hemos vivido unos años muy bonitos en la música independiente en España. Antes era algo minoritario, y de repente se convierte en algo que tiene bastante proyección;que mucha gente demanda y que ha venido acompañado de un movimiento de festivales y del interés de los medios de comunicación. También tiene mucho que ver con la revolución de internet y de las redes sociales; todo ello ha creado una escena que no parte tanto de Vetusta Morla, sino del interés de la gente por escuchar esta música. Ha habido una conexión hermosa y muy fructífera en lo que hacíamos nosotros y otras bandas y lo que el público quería escuchar. Y eso no había pasado antes, en España por lo menos.

La banda madrileña, que ha logrado reunir a 40.000 personas en Madrid, presenta este sábado 'Mismo sitio, distinto lugar' en Fuengirola

«En el concierto de este sábado habrá ambientazo, eso ya es un hecho seguro»

«Ha habido una conexión muy hermosa entre lo que nosotros y otras bandas hacemos y el público»

–¿Cómo se asume que van a tocar en el Castillo Sohail, en cuyo escenario hace justo un año se subió un grande como Sting? Y todo ello después de haber metido casi 40.000 personas en Madrid. Queda lejos su primer concierto en la Sala Vivero de Málaga en 2008...

–Hemos visto el lugar, y la verdad es que es increíble. No sé qué tal le fue a Sting, pero nosotros estamos muy contentos de poder tocar ahí. Habrá ambientazo, eso ya es seguro. Y se asume gracias a dos factores: el primero es que no sucede de la noche a la mañana. Ocurre a lo largo de 10 años, y al haber sido tan paulatino te vas acostumbrando poco a poco. Hay que decir que tenemos una edad, y eso nos permite analizar más fríamente algunas cosas y asumir con mayor tranquilidad lo que nos va pasando. Lo otro que nos permite tomarnos esto con naturalidad es que nuestra realidad cotidiana es hacer música. Si volviéramos a tocar en la Sala Vivero lo haríamos encantados. Porque lo que nos interesa es la música en sí misma, porque es un fin y no una herramienta para conseguir otra cosa. Por eso tocar en sitios como el de este sábado en realidad es una propina. Como una lotería del universo que te ha tocado, y lo disfrutas muchísimo. Pero si en el futuro vinieran cosas mal dadas, las podríamos relativizar.

–¿Han perdido libertad creativa con el paso de los años?

–Yo creo que al contrario, la hemos ganado. Hemos ampliado nuestras herramientas; nuestra paleta de sonidos y de pinceles. Desde el punto de vista de la toma de decisiones, hemos hecho siempre lo que nos ha venido en gana. De hecho, yo no entiendo el grupo de otra manera. No entiendo ningún grupo de otra manera. Ha habido otros tiempos en los que la industria ha diseñado grupos, pero creo que ese tipo de estrategias ya no valen. Hoy en día, hasta los grupos más 'mainstream' necesitan cierta libertad creativa. Por tanto, insisto, no solamente no se ha perdido la libertad, sino que hemos aprendido a hacer más cosas y a aplicarlas.

«Con el paso de los años no hemos perdido libertad creativa; al revés, creo que la hemos ganado»

«El contexto del país está en lo que escribimos; no lo entendemos de otra manera»

No sé si es mi sensación, pero parece que sus letras siempre están ligadas al contexto del país, como 'Mapas' con el 15M...

–No es una percepción personal. El contexto está en lo que escribimos, y además pensamos que tiene que ser así. Asumimos que hay otros artistas que tienen planteamientos diferentes. En nuestro caso hay cierta sensación de espejo con nosotros mismos, pero también de la realidad que existe a nuestro alrededor. 2011, por ejemplo, fue un año muy importante en España, y lo que sucedió en aquellos días se ha colado en nuestra vida y en nuestras canciones. Sí es cierto que creo que se coló más en 'La deriva', porque cuando 'Mapas' salió justo ocurrió el 15M. Aunque toda la gestación de esas canciones fue previa, por lo que hay pinceladas en el disco.

 

Fotos

Vídeos