Los músicos de la OFM hacen un llamamiento a la negociación para evitar la huelga

Pedro Corriente e Inmaculada González, de CC. OO, junto al músico de la OFM Albert Reig./
Pedro Corriente e Inmaculada González, de CC. OO, junto al músico de la OFM Albert Reig.

La gerencia llevará una propuesta a un encuentro de conciliación el lunes para frenar el paro convocado para el último concierto de abono, el 20 y 21 de junio

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

«Convocar una huelga no es de nuestro agrado, tener que suspender un concierto por primera vez en casi 30 años nos produce desazón. Nos gustaría que pudiéramos llegar a un acuerdo». El presidente del comité de empresa de la OFM, Albert Reig, hizo así un llamamiento a la negociación para frenar el paro convocado por los músicos para el 20 y 21 de junio, fechas del último programa de la temporada en el Teatro Cervantes. Ambas partes se sentarán a la mesa para buscar una salida al conflicto este lunes en un encuentro de conciliación en el SERCLA (Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales en Andalucía). La empresa confirmó a este periódico que enviará una representación con una propuesta consensuada por el consorcio, integrado por la Junta y el Ayuntamiento.

La reunión es clave para evitar que por primera vez en su historia la Orquesta Filarmónica de Málaga no cumpla con el público. De seguir adelante con las movilizaciones, la jornada de huelga abarcará de 11.00 a 14.00 horas para los trabajadores de administración (que ya han expresado que no la secundarán al no sentirse representados por el comité) y de 20.00 a 23.00 horas para los músicos. Esto, insistió Reig, «no es algo que se nos haya ocurrido hace cuatro días». En una rueda de prensa en Comisiones Obreras, el representante de los músicos reiteró que el buen desarrollo de la orquesta «no se debería medir por su cuadratura presupuestaria». «¿Cuántos malagueños son capaces de distinguirnos de la Sinfónica o de la Banda Municipal? Todavía nos preguntan a día de hoy si somos los que tocamos en el parque, es desalentador desde el punto de vista cultural«, apuntó Reig.

Pese a contar con unas cuentas saneadas, las trece plazas vacantes «no contribuyen a que el proyecto artístico sea consolidado» y la alta temporalidad «no beneficia en nada» a la agrupación. «La orquesta es un pilar importante para todos los malagueños, no entendemos qué tipo de continuidad se le quiere dar así», señaló Inmaculada González, secretaria de acción sindical de la Federación de Servicios a la ciudadanía de Málaga de CC. OO. Reclamó «más implicación y medidas presupuestarias».

Sobre la nueva dirección artística, Reig señaló que el concurso público convocado falta al artículo 55 del convenio colectivo «que permite a los músicos expresar su opinión y proponer un candidato óptimo». Denunció «la falta de transparencia» de un proceso del que se desconocen los nombres seleccionados (tras recibir medio centenar de candidaturas) y exigió que se incluya a los profesores en la elección final. «Llevamos formándonos desde edades temprana y mantenemos la ilusión por seguir formándonos. Vemos muy necesario que el director titular sea alguien que todavía nos aporte algo más. Que sea alguien desconocido nos desanima un poco (...) Nuestra opinión debería tenerse en cuenta, si alguien sabe de esto somos nosotros», argumentó. La gerencia, por su parte, aseguró que los músicos «no han pedido ninguna cita» para abordar estos asuntos y que cuando hace tres semanas se les propuso elegir un candidato de la terna declinaron la oferta.

La problemática de Marina Peláez, violín primero y ayuda de concertino, es el tercer pilar de esta protesta. «Su caso no habla nada bien de la consideración de los políticos por los músicos», lamentó Reig. La violinista malagueña perderá a finales de esta temporada su plaza ganada por concurso público, un puesto anulado por la Intervención Municipal al no haberse convocado previamente una oferta pública de empleo.

La situación de la OFM se enmarca en un clima de crispación común en las cuatro orquestas andaluzas. La Real Orquesta de Sevilla, en una situación financiera crítica, también ha convocado huelga para los días 20 y 21 de junio. «Y hay un patrón común en todos los casos que es la Junta de Andalucía», señaló Pedro Corriente, responsable de Medios de Comunicación, Artes, Cultura y Deporte en la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CC. OO. de Andalucía. Tras meses intentando cerrar una cita con el nuevo Gobierno andaluz, Corriente criticó que la fecha dada para la reunión con las cuatro orquestas andaluzas sea el próximo martes 20 por la tarde, dos días antes de los paros previstos.

Se da la circunstancia de que este lunes, casi a la misma hora de la celebración del SERCLA, la Orquesta Filarmónica de Málaga presentará la programación del curso 2019-2010, el último con Manuel Hernández Silva al frente. «Si no se llega a un acuerdo, que vayan pensando que la nueva temporada puede tener problemas», avisó Corriente.