Dry Martina: «No conseguimos meternos en vereda»

La banda al completo en la sala de ensayo instalada en casa de Rafa Insausti. /Migue Fernández
La banda al completo en la sala de ensayo instalada en casa de Rafa Insausti. / Migue Fernández

La banda malagueña da la bienvenida al verano con una fiesta en La Térmica donde estrenará nuevos temas con un sonido más «tropical»

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

Deberían haber sacado un nuevo disco antes del verano, pero esta vez no quieren prisas. Deberían decantarse por un estilo más comercial, pero ellos siguen combinando sonidos retro con otros actuales. Y deberían grabar las canciones antes de presentarlas en directo, pero están impacientes por enseñárselas al público el próximo viernes. Dry Martina se mantiene fiel a su ritmo:«No conseguimos meternos en vereda», bromea Laura Insausti. Y Rafa, su hermano y compañero de aventura, lo corrobora.

La fiesta
20.30 horas: Clase abierta con Málaga Swing. 22.00 horas: Dry Martina. 24.00 horas: Free Soul Band
Fecha
22 de junio
Lugar
Jardines de la Térmica
Entradas
18 euros anticipada. En www.wegow.com . En Tiendas Roberto Martín Gafas de Sol, tiendas Superskunk, Drunk-O-Rama Cafe Bar, Candilejas La Brecha.

uEntradas. 18 euros anticipada. En www.wegow.com. En Tiendas Roberto Martín Gafas de Sol, tiendas Superskunk, Drunk-O-Rama Cafe Bar, Candilejas La Brecha.

La banda vive días intensivos en la guarida musical que Rafa ha instalado en su casa. Una placa en la puerta da pistas de lo que se cuece dentro de esa habitación revestida con madera de arce reciclada de un antiguo pabellón deportivo: 'Abbey Road NW8'. En su interior no caben más instrumentos por metro cuadrado. De hecho, sorprende que allí entren los seis integrantes del grupo (los Insausti, más Eric Pozzo al bajo, Jaime Fernández al trombón, Stefano Tomaselli al saxofón y Kiko Moya a la batería), pero se apañan como «familia» que son.

Allí dan forma al concierto con el que inauguran el verano este viernes en los jardines de la Térmica. Lo hicieron el año pasado por estas fechas –en ese caso, en el Balneario– y se han propuesto convertir esta fiesta en una tradición. Les acompañará el 'hermano mayor' de los Dry, la Free Soul Band, a punto de cumplir dos décadas en los escenarios, y los bailarines de Málaga Swing. Es el marco elegido para testar cinco temas nuevos que formarán parte de su tercer disco. «Quiero ver cómo funcionan en el directo, cómo reacciona la gente y si nos sentimos cómodos con ellos», asegura la cantante. «Y para nosotros es una motivación tocar cosas nuevas», añade el guitarrista.

Las nuevas canciones, como todas las anteriores, nacen de ese tándem perfecto que forman los hermanos Insausti. Avanzan que se han vuelto más románticos en las letras y «un poquito más latinos» en los ritmos. Incluso confiesan que han sucumbido, a su manera, a la música del momento con una especie de «swing reguetonero». Es solo «un guiño», puntualiza el batería. Durante años les han tachado de «yanquis» en su estilo, pero ahora se encuentran a gusto en sonidos «más tropicales». En eso ha tenido mucho que ver su proyecto paralelo Hula Hula, donde versionan canciones de corte hawaiano –con camisas de flores incluidas– «y nos divierte». Insisten en que no ha sido pensado, ellos siguen en «terreno de nadie». Simplemente se han dejado llevar por lo que les apetecía hacer.

Y por esos derroteros irá su tercer disco, un trabajo que llega tras 'Momento perfecto' y 'Ahora!', ambos galardonados con el Premio de la Música Independiente. La meta es publicarlo en noviembre, pero sin agobios. «Los discos anteriores los hemos hecho con prisas y este queremos tratarlo con mimo», apunta Laura. Será su «mejor trabajo». «¡Va a ser la leche! Hay mejores canciones, mejores composiciones, sabemos hacer mejor los arreglos. Al final estamos aprendiendo», dice con una sonrisa Rafa.

En eso coinciden los dos, y no es lo habitual en esta pareja artística donde cada uno hace de contrapunto del otro. ¿Asusta presentar temas nuevos? «Siempre», dice ella. «No», dice él. ¿Confían en lanzar un pelotazo? «Ya no lo esperamos», dice ella. «Siempre sueño con alguna gran canción a lo Bruno Mars», dice él.

«Yo siempre estoy tirando de él hacia la tierra como si fuera un globo de helio», asegura Laura. «Pero es que hay que soñar, ya el mundo te colocará donde sea», se justifica Rafa. Sea como sea, aquí los polos opuestos también funcionan.

Les roban la página de Facebook y les extorsionan

Comenzó de la forma más inocente posible. Alguien les pedía un vídeo de felicitación de cumpleaños para su hermana enferma. La banda accedía. Después, agradecido, esa misma persona les hacía una propuesta: quería poder compartir todas las publicaciones del grupo en su página de Facebook, una promoción para la que bastaba hacer un clic en una invitación de Facebook Business. Y la banda lo hizo. Desde ese momento, a mediados del pasado mayo, Dry Martina perdió el control de su 'fanpage'.

Un administrador desconocido empezó a borrarles seguidores –hasta 8.000 han perdido– y material generado por el grupo malagueño en los últimos cuatro años. En su lugar, subían contenidos obscenos al perfil. Días después, se pone en contacto con ellos una persona que dice estar en Bolivia: si quieren recuperar el control de la web, deben pagarle 500 dólares. Es, asegura, lo que a él le costó comprar ese enlace a una tercera persona.

Dry Martina ha presentado una denuncia ante los juzgados y ha puesto los hechos en conocimiento de Facebook, pero de momento no hay solución. La banda critica la impunidad con la que alguien puede 'hackear' un perfil y la falta de reacción de una red social de la que, además de usuarios, son clientes al contratar publicidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos