Marea afianza en Málaga su rock más urbano

Marea hicieron vibrar al público malagueño en el Auditorio./HUGO CORTÉS
Marea hicieron vibrar al público malagueño en el Auditorio. / HUGO CORTÉS

Alrededor de 5.000 rockeros levantan la voz con el mítico grupo

CLAUDIA SAN MARTÍN

Banderas piratas ondeaban traqueteando un barco lleno de fervorosos marineros dispuestos a darle al rock lo que se merece: entrega. Las luces del Auditorio Municipal se apagaron y la marea de camisetas negras coreó expectante al show que les espera. Las noches de verano son para esto. Mientras las calaveras siguieron moviéndose al ritmo los primeros riff de guitarra y el bombeante flujo batería, se encendió una luz tenue al fondo del escenario, y comenzaron a aparecer los cinco de la banda: Marea.

Kutxi Romero, al frente del escenario llevando la voz cantante, entonó para dar mecha a la última noche de agosto 'En las encías', rompiendo un hielo que parecía no derretirse durante las dos horas y media de show. «Málaga de mis podridas entrañas, Málaga de mi Tabletom», saludó el líder al público lleno de entrega. Entre las camisetas rockeras, Juanjo Ruano y Chema Lupión, dos amigos malagueños, llevan siguiendo al grupo 15 años; no se pierden concierto alguno que la banda ofrezca por nuestras tierras. Con un paquete de patatas en una mano y la cerveza en la otra, los malagueños disfrutaron del concierto a su manera, pero sin perder la vista al frente desde las gradas. Alrededor de 5.000 seguidores no quisieron faltar a la cita que la banda eligió para rockear en la costa.

Después de tocar en Huelva la noche del pasado viernes, las energías no decayeron en ningún momento. La banda sonaba engrasada, como habitualmente, para presentar su último álbum de estudio, 'El azogue', siete años después de su último trabajo. «A Málaga hacía ya ocho años que no venían», comenta Ruano a SUR sin perder la sonrisa ante una de las bandas más consolidadas del panorama nacional. Los navarros llevan desde 1997 girando por las salas y auditorios de toda España mostrando su rock urbano más melancólico y personal. La voz de Romero es inconfundible, y lo curioso es que a sus letras les ocurre lo mismo. Vanesa Martín, también malagueña pero no cantante, lleva tantos años siguiendo al grupo que ni se acuerda. «Los conocí en persona en Murcia hace siete años porque me tocó una entrada en un sorteo. Es una de mis bandas favoritas», relató la malagueña.

«A ver si en Málaga sois rockeros de verdad o sois de marca blanca», comentaba el cantante segundos antes de entonar 'Que se joda el viento', uno de los temas más conocidos de Marea. El público se levantó del suelo con saltos constantes y voces que se solapaban con las de la banda para demostrar de la pasta que está hecha la marea rockera boquerona. Una pareja, Lola Méndez y Luis Postigo, se abrazaba con emoción grabando el momento con su teléfono para recordar un noche irrepetible; «Báñate en mis ojos, que se joda el mar», cantaban con la banda.

«Ellos inicialmente se iban a llamar la Patera, pero estaba registrado por un grupo de rock que al final no triunfó», nos cuenta Juanjo Ruano entre tema y tema.

Pasada la hora y media de concierto el ambiente mejoraba por momentos: 'En tu agujero' fue uno de los temas más bailados, y al término, Romero invitó al cantante de una banda malagueña, 'La sombra del grajo', reivindicando la música de los grupos nuevos que no se cierran en hacer versiones y que apuestan por las letras propias. Juntos cantaron 'La luna me sabe a poco', dando paso a los saltos y aplausos. Al cierre de esta crónica, aún quedaba mecha que prender durante una noche con las manos en forma de cuernos en alto y desgastando la voz hasta que la marea se llevara los restos del rock.