El malagueño de las once caras en 'West Side Story'

El malagueño Pablo Badillo, junto a las letras gigantes de 'West Side Story'./
El malagueño Pablo Badillo, junto a las letras gigantes de 'West Side Story'.

Pablo Badillo actúa como 'swing' cubriendo hasta once personajes diferentes del musical que llega al Cervantes el 18 de julio

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

Un día sus orígenes son puertorriqueños y pelea junto a la banda de los Sharks y al siguiente se transforma en su mayor rival dando la cara por los Jets, hijos de emigrantes europeos. «Me sé once papeles de la obra. Cada semana puedo hacer seis funciones y cada día como un personaje distinto», explica Pablo Badillo. Cada cual con sus propias coreografías, con sus canciones, con sus textos... «¡Y estoy muy feliz!», exclama el joven de Alhaurín de la Torre. El malagueño se estrena en el circuito del musical de la mano de 'West Side Story', una de las mayores producciones españolas en gira, con la firma de SOM Produce, que el 18 de julio aterriza en el Teatro Cervantes. Aquí veraneará hasta el 4 de agosto.

Badillo se suma a un elenco de 37 actores, bailarines y cantantes en el papel de 'swing', el encargado de cubrir las rotaciones, las bajas y los descansos de los compañeros. Un chico siempre listo y preparado para ocupar ese hueco que queda en cualquier lugar del escenario. «Es un orgullo poder hacer de 'swing'. Es una responsabilidad grande y me da la oportunidad de seguir aprendiendo. Con cada personaje adquieres algo nuevo«, detalla.

Formado en danza, el clásico de Broadway es su primera experiencia en el sector. Es más, fue el primer 'casting' al que se presentó tras terminar sus estudios en el Real Conservatorio Profesional de Danza Mariemma en Madrid. Hasta allí llegó con 17 años tras hacer sus primeros pinitos en ESAEM y empezar a dar clases en el Conservatorio Profesional de Danza de Málaga. «Pero de dio un chispazo y le dije a mis padres que me quería ir a Madrid», cuenta.

Distintos momentos del musical.

Hizo las pruebas para danza clásica en Mariemma y le admitieron en cuarto curso, pero tras un año decidió dar el salto al baile contemporáneo, donde obtuvo el título con 21 años. Domina el movimiento corporal, pero no se había preparado para el canto y la interpretación actoral desde que era un crío en ESAEM. Algo «asustado», reconoce, se presentó a la convocatoria de 'West Side Story'. Y superó la prueba. Nada fácil atendiendo al alto nivel de exigencia de un musical que ofrece dos horas y media de coreografías, música y teatro textual. «Era reacio a hacerlo porque creía que no tenía los conocimientos suficientes, pero una vez que conozco este musical desde dentro... ¡lo que venga! Ya no descarto nada», admite el malagueño. Las muchas horas cantando en casa por pura diversión sirvieron para algo.

Sus padres ya le han visto en acción en Madrid –«¡No se cansan de verme nunca!», exclama–, pero pronto tendrán la oportunidad de hacerlo también en Málaga. «Y me hace mucha ilusión por ir a mi tierra y por que familiares y amigos que han visto mi proceso de estudio y formación año tras año disfruten de este espectáculo y de mí», argumenta Badillo.

'West Side Story' llega al Cervantes tras casi un año de rodaje. Se estrenó el 3 de octubre en el Teatro Calderón de Madrid y allí permaneció hasta el 2 de junio. Málaga es una de las primeras paradas de una gran producción que girará por el país en siete contenedores y cinco tráilers para transportar todo el material. Solo en vestuario cuentan un centenar de piezas. Unos 25 técnicos ponen en pie el musical desde el 'backstage'. Y otros tantos músicos arman la archiconocida banda sonora de Leonard Bernstein en directo. Precisamente, el montaje que sorprendió a Broadway a mediados del siglo pasado se ha estrenado por primera vez en España en su versión original íntegra coincidiendo con el centenario del compositor. 'America' es una de las joyas que ha dejado para la historia la genial colaboración entre Bernstein y Sondheim.

'West Side Story' moderniza el clásico de Shakespeare 'Romeo y Julieta'. De hecho, como cuenta Pablo Badillo, el director les hizo leer la emblemática obra del autor inglés para conocer los orígenes de esta trama. Arthur Laurens traslada a la ciudad de Nueva York la historia de dos jóvenes enamorados atrapados por el enfrentamiento entre dos bandas callejeras: los americanos Jets y los puertorriqueños Sharks. Juntos tratarán de sobrevivir en un ambiente de odio, violencia y prejuicios, pero el drama se cierne de forma inevitable sobre ellos. «Y creo que no hay tanta diferencia a lo que estamos viviendo hoy en día», reflexiona el joven.

Admite que no conocía la historia, que fueron sus padres y abuelos quienes le animaron a presentarse sabedores de la repercusión de 'West Side Story'. «Cuando por fin me leí el guión, me sorprendió que los productores se arriesgaran a contar algo así en 1957», señala. Porque en el sustrato de la obra hay episodios de racismo y de discriminación por razones de género. «Las mismas reivindicaciones que hoy se hacen desde distintos colectivos ya estaban ahí», destaca Badillo. Se anticipó en el tiempo y más de medio siglo después sigue sonando actual. Por eso 'West Side Story' es ya un clásico.

En detalle

El musical
'West Side Story. El clásico original de Broadway', con libreto de Arthur Laurents, música de Leonard Bernstein y letras de Stephen Sondheim.
Dirección y adaptación de coreografías
Federico Barrios.
Lugar
Teatro Cervantes.
Fecha
Del 18 de julio al 4 de agosto.Funciones de martes a domingo.
Entradas
Entre 18 y 65 euros.